VIDAentrepreneur podcast logo Vidaentrepreneur

Entrevistas a emprendedores exitosos y que inspiran

iniciocontactopatrocinios

40 - Carlos Gutiérrez
  • VIDA Entrepreneur
  • Podcast

Emprendedor exitoso #40 - Carlos Gutiérrez

Escucha la entrevista

40 - Carlos Gutiérrez

De aficionado a animar la película del Chapulín Colorado

Referencias

-Emprendimiento

Metacube

-Herramienta

Basecamp, Shotgun, Tactic

-Libro o película

Película: Lost in La Mancha, Libros: Exponential Organizations, Crear o Morir, Thinkerer, El fin del poder

-Contacto

cgutierrez@metacube.com.mx

Recomendaciones

Utiliza el mismo servicio que por más de 5 años hemos usado para hospedar nuestras páginas web, obtén un 60% de descuento en tu primer año de hospedaje. Visita http://vida-e.com/hospedaje para más información.

Entrevista

-Roberto Ibarra: Hola Vidapreneurs, Roberto Ibarra hoy también con ustedes.

El día de hoy tenemos al fundador de la empresa “Metacube” que es una empresa especializada en la rama de animación. Ha trabajado en cosas muy interesantes, incluso con el productor de las películas de Spider Man y ahora está haciendo la película animada del Chapulín Colorado, que es muy famoso en toda América Latina, incluso en Brasil, donde yo estoy grabando esto ahorita.

Está con nosotros Carlos Gutiérrez, Carlos ¿cómo estás hoy?

-Carlos Gutiérrez: Muy bien, muy buen día a todos.

-Roberto Ibarra: Carlos, ¿en qué parte del mundo te encuentras trabajando?

-Carlos Gutiérrez: En Guadalajara Jalisco, México.

Todo lo que conocen de México, el tequila, el mariachi, es originario de donde yo vivo.

-Roberto Ibarra: Muy bien Carlos.

Cuando vas a una fiesta o a un evento ¿cómo explicas rápidamente a qué te dedicas?

-Carlos Gutiérrez: A la creación de contenidos.

Empezamos desde muy jóvenes generando contenidos con los recursos que teníamos, con cámaras de video, pero poco a poco nos fuimos haciendo más sofisticados, hasta la creación de contenidos en animación tridimensional. En esencia es lo mismo, es contar una historia, generar emociones a través de un contenido. Básicamente somos generadores de contenido.

-Roberto Ibarra: Muy bien Carlos.

Antes de platicar más de tus éxitos y tu trabajo en “Metacube” lo que hacemos en éste programa es motivar a emprendedores a que nazcan y pues les queremos decir la verdad, que no siempre es fácil y lo único certero en esta ruta de emprendimiento es el fracaso. Pero también les queremos comentar es que cómo ellos se comporten ante ese fracaso es lo que va a definir su éxito posterior. En ésa tónica Carlos, por favor cuéntanos la historia de tu peor momento como emprendedor, tu peor fracaso. Por favor llévanos ahí como si estuviéramos al lado contigo.

-Carlos Gutiérrez: Han sido varios alrededor de la carrera de mi empresa y los seguimos cometiendo.

Afortunadamente hemos encontrado la estabilidad en la compañía. Cada iniciativa nueva o cada emprendimiento nuevo bajo la misma marca han tenido éxito algunos y otros no. De los peores fracasos fue una asociación que tuvimos con una empresa muy grande de posproducción, con una trayectoria increíble a nivel internacional, pero el desconocimiento de ése género, o de ésa industria de ése negocio, nos llevó a tomar decisiones de inversiones de muy alto riesgo. Invertimos mucho dinero, estábamos pasando a nivel mundial por una nueva generación tecnológica tanto de cámaras como de procesos. Invertimos en mucha tecnología de punta que venía a ser sustituida por equipos muchísimo más baratos, no íbamos a ser competitivos y nunca pudimos ni siquiera comenzar con la operación.

Aunque instalamos toda la tecnología o en el mismo momento en que estábamos instalando tecnología de punta muy avanzada, estaban saliendo nuevas cámaras y nuevos equipos de posproducción. El desconocimiento de ése negocio me llevó a tomar decisiones equivocadas y a tener que cerrar ésa división o ésa parte de la empresa.

-Roberto Ibarra: Tú crees que la lección aprendida fue: No te metas a negocios que no conoces bien. Pero regresando a ése momento, si tú hubieras sido un experto en ésa industria, ¿crees que te hubieras dado cuenta de ése cambio tecnológico antes de hacer tu inversión?

-Carlos Gutiérrez: Fíjate que el problema, es que como te decía, era una empresa con muchísimo renombre, era de las más grandes. De México era la más grande y era la que mayor prestigio tenía, mayor trayectoria, mayor tecnología y yo quería ser parte de eso.

Mi motivación era querer asociarme con esa compañía. Lo logré, me asocié con la empresa, logramos generar la división Jalisco, pero era una época en donde tanto la división Jalisco como la división nacional perdieron muchísimo terreno. Creo que tomé malas decisiones porque estaba pensando en asociarme con esta marca, en ser parte de ese prestigio en lugar de sentarme a ser sensato y decir: “oye, ¿hacia dónde vamos? Estamos invirtiendo una cantidad muy fuerte de dinero y la posproducción se está yendo a las casas. Antes para hacer una posproducción de televisión o de cine tenías que tener equipos muy sofisticados, ahora una compu con una licencia que no rebasa los 2 mil dólares puede hacer una posproducción semi profesional.

Yo creo que más que haber sabido, lo que yo quería estaba equivocado. Quería hacerme del prestigio que ya tenía esta empresa.

-Roberto Ibarra: Está súper interesante esto que nos comentas Carlos, yo lo aterrizo, a veces a mí también me ha pasado, que te dejas llevar por esta gloria, por este sentimiento de fama más que por una decisión de estrategia.

Ahora, entrando a lo que es “Metacube” platícanos ¿en qué momento se te ocurre la idea de formar “Metacube”? ¿Cuál es ése momento: ¡Aja! lo que vamos a hacer es animación? ¿Qué estabas pensando? Llévanos ahí por favor.

-Carlos Gutiérrez: Es cuando yo estaba muy chavito.

Yo soy de Guadalajara, nací aquí pero mi padre es médico cirujano y le dieron una plaza en Zacatecas. Yo viví en Zacatecas durante mucho tiempo y el centro histórico de esa ciudad, todos los centros históricos, la diferencia del de Guadalajara al de Zacatecas es que el de Zacatecas sí o sí lo tienes que visitar, es muy accesible. Es un punto de referencia para la ciudad y todo mundo va al centro de Zacatecas. Ver esas construcciones, yo lo que quería era representarlas en imágenes tridimensionales desde que era muy niño, pero no tenía la tecnología. Me acercaba a la Universidad Autónoma de Zacatecas que eran los que tenían la tecnología más avanzada y a la escuela de Ingeniería de Zacatecas y empecé a ver computadoras que no conocía. A mí siempre me encantó la computación, desde muy niño me llevaban a clases de computación. La primer computadora que recuerdo que usamos, eran unas máquinas que eran de la BBC de Londres, el lenguaje de programación era Lego. Programábamos en Lego una tortuguita que se movía y demás. Los gráficos siempre me llamaron la atención, en Zacatecas no había donde estudiar diseño gráfico o animación tridimensional, no existía.

Me vine a Guadalajara a estudiar la cerrera de diseño que era lo más cercano que había en nuestro país a animación, poco a poco fui evolucionando con la misma tendencia mundial. Me refiero a que no había gran avance tecnológico en cuanto a gráficos, menos disponible a nivel comercial. Conforme fue desarrollándose la industria gráfica fui adquiriendo esos conocimientos. Salía la primer versión de un software que se llama Ora3D studio max, ahora se llama 3D studio. Había una empresa que se llamaba Power Animator Alias, fue muy interesante porque fue no arqueología, sino innovación desde la fila de enfrente porque salía un software y lo teníamos que tener. En la universidad tenía 3 compañeros hombres, era muy simpático porque había cuarenta y tantas mujeres y 3 hombres y los 3 traíamos el mismo chip, no queríamos estudiar diseño gráfico per se, no queríamos hacer lo tradicional del diseño gráfico, pero no había nada en nuestro país que tuviera el perfil de lo que estábamos buscando.

Nos sirvió mucho la carrera, nos dio conceptos básicos de composición, de color, de estética, de arte, de fotografía, aprendimos fotografía tradicional revelando los negativos, aerografía. Me acuerdo mucho que le preguntaba al profesor: “oiga y ¿si se gana dinero aprendiendo aerografía?” La realidad es que todo eso lo aplicamos cuando empezaron a realizarse los avances ya dentro de las computadoras. Fue muy interesante.

Respondiendo en concreto tú pregunta, siempre he tenido la idea de poder controlar las imágenes y poder representar, que pues ahora la palabra rendering es muy famosa a nivel mundial, significa representación. Siempre fue lo que yo quise representar y no lo he hecho. No he modelado el centro de Zacatecas como me lo imaginé de niño, pero te puedo decir que de alguna manera estoy realizando ese sueño porque estoy haciendo otra película en animación en 3D, es una película animada del día de muertos y tiene edificios de todo México, no solamente de Zacatecas. Tenemos un centro, que es una plaza representando nuestro país pero con lo más icónico de todo el país, no solo de un lugar. Es un lugar de fantasía pero tomando toda la esencia de México.

-Roberto Ibarra: Carlos está súper interesante lo que nos comentas, cómo esta pasión que siempre llevas contigo te llevó a crear esto y en ese aspecto, por ejemplo tú eres un fanático de esa cuestión de animación, se ve que sale una herramienta y luego luego la quieres adoptar, pero ya como emprendedor cómo funciona esa parte en que dices: “yo soy bueno en esto, es lo que me gusta es mi pasión” ¿Cómo llegas desde ese día uno de “Metacube” que levantas la cortina a trabajar en un proyecto tan grande como en los que están trabajando ahora? ¿Qué pasos se siguen para llegar a hacer una producción tan grande, tan importante? Platícanos de eso por favor.

-Carlos Gutiérrez: Hay un proceso que todavía no lo alcanzo a describir o documentar, pero yo esencialmente quería hacer las cosas con mis manos. Quería estar frente a la computadora, aprenderme el software.

Es un proceso que un profesor de la Universidad de Loyola lo describe muy bien. Dentro de la animación hay muchísimas ramas, pero en esencia el mover a un personaje es como crear vida. Es una sensación donde los animadores están creando vida y se sienten dioses, es una sensación muy bonita. No estoy hablando solamente de crear un personaje, sino a la hora de crear un logotipo, al crear una imagen, es un proceso de creación y era donde yo quería estar. Pero para comprender todos los procedimientos tuve que aprender, no perfectamente todo, pero sí un poquito. Si quería lograr hacer estas imágenes o estas propuestas en un formato de largometraje, me di cuenta que yo no lo podía hacer solo.

Al proceso al que me refiero que no he logrado documentar es despegarse de la computadora para crear y meterte al Excel frío o meterte a los sistemas de administración fríos y dejar que otras personas crezcan. Ha sido de verdad muy enriquecedor, ver cómo de la nada en nuestro estado y en nuestro país, porque de la nada, no había más que diseño gráfico, usábamos Corel Draw, usábamos Illustrator, pues ahora hay una base muy sólida en nuestro país de animadores, de gente de iluminación, de render, de posproducción que se fue creando y tuve la fortuna de verlos desarrollarse y de ser parte ello. Del día uno, el día uno yo estaba con mis 3 compañeros en la computadora siendo parte del proceso. Yo me especializaba en posproducción y en efectos, utilizaba un Software que se llama After Effects, un sistema de edición que se llama Jaleo, que ahora se llama Mística y pues yo le movía a los fierros.

Ahora me he concentrado más en la estrategia, en la funcionalidad del estudio, entender procesos, procedimientos para poder cumplir con las fechas y llegar en tiempo. No siempre ocurre pero esa desconexión de la parte de creación a la parte de logística, ventas y demás, porque empezamos a vender algo que no existía en nuestro país. Muchas de las veces teníamos que llegar y decir: “Oye, ¿podemos hacer esto?” y la referencia que tenían los clientes era lo que veían en las pantallas de cine. Me decían: “oye, como Matrix” pero tenemos presupuesto de Odisea Burbujas. Era comprometerte a algo que no sabías si podías lograr y menos con el presupuesto, pero muchas de las veces el correr esos riesgos fue lo que nos llevó a crecer.

-Roberto Ibarra: Súper interesante Carlos, como te fuiste aventando a estas cosas y simplemente a lo que entendí es que una cosa te llevó a la otra y es así como has llegado a lo que tienes hoy.

Vamos a entrar a una sección, vamos a platicar más sobre lo que piensas como emprendedor, más que de tu emprendimiento. En ese aspecto Carlos, inicialmente a ti ¿qué te detenía a emprender?

-Carlos Gutiérrez: Sobre todo el presupuesto, siempre ha sido los equipos y el software que utilizamos.

La primera licencia que nosotros compramos costó 18 mil dólares y era una licencia solamente para una computadora, era un software que se llama Maya, ahora vale menos, pero no era sólo eso, la computadora que corría ese software costaba 50 mil dólares. En aquella época hablar de animación, nadie te entendía, no había toda esta explosión de negocios disruptivos, de negocios exponenciales. Quien iba a pensar que iba a existir algo como Uber o algo como Facebook, no existía nada de eso. Estos equipos estaban diseñados para otro tipo de industrias.

Cuando existía Silicon Graphics en México, el mayor cliente era Pemex. Nosotros éramos unos chavitos que queríamos desarrollar gráficos en éstas computadoras que utilizaban otro tipo de industrias, pero en Estados Unidos sí había una industria creciente mucho más sólida de Hollywood que lo estaba apuntalando, entonces el presupuesto siempre fue una restricción. Pedir prestado para irnos a eventos en Los Ángeles, a Siggraph, el encontrar un lugar, que sigue siendo un problema en nuestro país. Encontré un lugar especializado, conocemos el centro del software, conocemos varias iniciativas de clústeres en nuestro país, pero no hay nada diseñado específicamente para éste tipo de industrias.

El espacio, el entendimiento poco a poco se fue dando, yo tuve muchas reuniones con las cámaras que ahora tienen incluso vicepresidencias de multimedia, o de medios creativos o de industrias creativas que en aquél entonces no me entendían. El presupuesto y la sensibilidad tanto en el gobierno como en las instituciones, recuerdo que el primer diplomado que dimos de animación, lo dimos en conjunto con una universidad de aquí de Guadalajara, con la universidad de Atemajac y el diplomado lo dimos nosotros, de animación en 3D y ahora ya 5 o 6 universidades en el estado están dando clases de animación, que era lo que veíamos nosotros de otros países. Por ejemplo en Brasil nos encontrábamos en éstos eventos a un grupo de brasileños, pero lo que ellos estaban formando eran escuelas, nosotros lo que estábamos tratando de formar eran compañías. Vimos cómo Brasil creció muy rápido porque estableció primero una capa, unos cimientos en cuanto a educación y lo que tuvo que hacer mi empresa fue entrenar a su propia gente.

Nosotros hemos fungido de escuela desde hace 14 años porque llega un chavito con muy buena sensibilidad, muy buena actitud, muy buen diseño, estilo y demás y lo que hacemos nosotros es enseñarles habilidades muy específicas dentro de todo el abanico que se necesita para crear una animación. Te puedo decir que desde que inició mi empresa, el 60% de los recursos se han ido en entrenar a la gente y hemos visto cómo se ha generado un ecosistema poco a poco, porque hay gente que trabajó para mí, luego se fue para allá, luego creó su empresa, pero lo más difícil fue cuando no había nada.

-Roberto Ibarra: Carlos muchas gracias por comentar toda la evolución de ésta industria que está súper interesante.

En tu quehacer como emprendedor ¿cuál ha sido el mejor consejo que has recibido?

-Carlos Gutiérrez: Varios, pero sobretodo es que vea lo que quiero y que me siente ahí.

Como hace un momento me preguntabas, que te transportara a los inicios, pues yo me transporto hacia donde quiero estar. Es algo que veo, visualizo y de repente ya estoy ahí y no te das cuenta. Hay una frase que dice: “no desees tanto las cosas porque te pueden suceder” una cosa así. Pero a mí me ha pasado de que quiero hacer esto, quiero hacer una película y de manera automática empiezo a ver cuáles son los pasos que tengo que dar para poder concretar un largometraje. Si tengo que conocer al instituto Mexicano de Cinematografía, si tengo que hacer esto o lo otro, pero yo ya me visualizo así. En muchas ocasiones, por esta inercia de decir: “lo puedo hacer” cuando no podíamos. En uno de los casos hicimos un video clip para Vicente Fernández y no teníamos ni las computadoras, no teníamos a la gente, pero le hicimos una prueba, funcionó, vendimos el proyecto y pudimos crecer a más gente y más computadoras.

El mejor consejo es que visualicen qué es lo que quieren y hagan los pasos para que eso suceda. Siempre ha sido una constante, verte en donde quieres estar y tratar de hacer lo necesario, con ética. De eso si te puedo decir que hemos sido muy cautelosos, como hemos visto qué difícil es crear un ecosistema, siempre hemos sido muy respetuosos de no caer en ser ventajosos ni demás.

-Roberto Ibarra: Creo que la frase que querías comentar es: “cuidado con lo que deseas que se puede convertir en realidad.”

-Carlos Gutiérrez: Exactamente, y ahora lo entiendo.

Nos hemos metido en compromisos muy grandes, por ejemplo esta película que estamos haciendo, y ya en el momento que dimensionas el tamaño, el número de gente, el presupuesto y la competencia, porque al final del día, nuestros clientes es el mercado final para una película. Cuando hacíamos comerciales entregábamos a la empresa o corporativo y ya, no medíamos nosotros el grado de efectividad porque había una agencia de publicidad detrás, con estudios de mercado y factibilidades y demás. Acá nosotros tenemos que ver que la gente sí vaya a ver la película, tenemos que hacernos responsables de eso en conjunto con la distribuidora y la persona que va al cine, le cuesta el mismo precio el boleto de nuestra película, con un presupuesto limitado, al de cualquier película de Hollywood. Como te comenté el tema es el día de muertos y bueno, Pixar está haciendo una película del día de muertos, entonces tenemos que con los recursos, con las guardadas proporciones lograr un producto de calidad para poder ser competitivos. Ha sido todo un reto el querer competir con una desventaja inminente en cuanto a recursos, pero creo que estamos en mayor ventaja en cuanto a nivel de creatividad de los mexicanos que estamos trabajando.

-Roberto Ibarra: Claro Carlos.

En tu quehacer diario como emprendedor ¿utilizas alguna herramienta, sitio web o app que crees que les serviría a otros emprendedores?

-Carlos Gutiérrez: Sí, específicamente utilizamos dos herramientas.

Una de revisión rápida pero no tiene trackeo en cuanto a calendario, se llama Basecamp, es muy simple de usar y básicamente es para compartir ideas con tu equipo de trabajo o darle seguimiento a un proyecto. Con ésta herramienta le hemos dado seguimiento a toda la preproducción de la película, pero también le dimos seguimiento a proyectos completos como comerciales de televisión y demás. Lo pueden encontrar en www.basecamp.com

La otra que es mucho más sofisticada y especializada para lo que hacemos se llama Shotgun, esta herramienta es mucho más sofisticada, más compleja porque se interconecta con los softwares de creación. Todo lo que haces en Maya o en algún otro software de diseño se actualiza de manera automática, cada uno de los artistas al final del avance diario, dependiendo del avance que suban, se sube de forma inmediata donde se interconecta con todos los demás departamentos. Podemos ver clips, podemos hacer notas, tiene una aplicación móvil para poder dar seguimiento de cada una de las áreas del proyecto, en cuanto a iluminación, medición, render. Este tipo de herramientas la han tenido de manera propietaria, son proyect managers y también son asset managers. Tú puedes visualizar en tercera dimensión los objetos que se están creando, puedes ver el grado de avance y puedes interconectar a todo tu equipo a través de este sistema.

Hay otras herramientas similares, hay otra que se llama Tactic, es un poco más open source, pero nos ha funcionado muy bien a nosotros este software que se llama Shotgun.

-Roberto Ibarra: Muy bien, va a estar esa información en las notas del programa.

Si sólo pudieras recomendar un libro o una película ¿cuál sería y por qué?

-Carlos Gutiérrez: Una película que me gusta mucho se llama “Lost in la Mancha” de Terry Gilliam.

Básicamente es un documental de una película que no ha podido hacer Terry Gilliam, que es un director bastante especial, sui generis, con un estilo muy particular. Él intentó hacer una película que era el Quijote de la Mancha y lo que grabaron fue el making of de los primeros días del rodaje, es una película con Johnny Deep con un presupuesto de 60 o 70 millones de euros y lo interesante de la película es que no se hizo. El making of se convirtió en un documental y fue lo único que salió a la venta.

En el documental te puedes dar cuenta de todos los errores que cometieron para la realización de la película. Es un documental que te habla de que si no tienes una buena planeación, un buen productor traducido a Project manager, puedes perder el proyecto completo. A mí me pareció muy interesante porque son muy evidentes los errores que comete el gerente de producción y otras cosas que son impredecibles. Cae un monzón, cae una lluvia impresionante y se lleva todo el equipo al río. De verdad te divierte y a la vez quieres llorar porque pierden la película. Esa película es algo que quiere realizar nuevamente Terry Gilliam pero no la ha podido hacer. Mucha gente dice que está maldita, que nadie ha podido hacer una película del Quijote y demás, pero les recomiendo ese documental.

Libros, pues muchos, ahorita sobretodo hay una tendencia gigante a las corporaciones exponenciales. Me acaban de recomendar uno muy bueno que se llama “Exponential Corporations” por Salim Ismail. Estoy leyendo el de “Crear o Morir” de Andrés Oppenheimer, hay otro que se llama “Thinkerer” como hacedores de cosas o pensadores. El libro de “El fin del poder” es buenísimo, de Moisés Naím, me gustó porque te das cuenta como la comunicación y las redes sociales están siendo una tendencia como para ponerle atención, porque puedes lograr más de lo que te imaginas simplemente estando bien conectado. El libro habla de cómo los políticos han perdido el peso por falta de credibilidad y cómo otros actores están siendo políticamente vistos y están ganando las elecciones. Está interesante sobre todo para que tengan una idea del poder real que tienen las comunicaciones al día de hoy.

-Roberto Ibarra: Muy bien Carlos.

Ahora te vamos a llevar a una situación hipotética en la que están muchos de nuestros Vidapreneurs que están esperando nacer y comenzar en breve. Imagínate que por algún evento catastrófico te quedas sin tus emprendimientos actuales y sólo tienes 10 mil pesos y una laptop ¿qué harías en los próximos 7 días?

-Carlos Gutiérrez: Visualizaría en los 15 días siguientes en dónde voy a estar en un mes y qué es lo que quiero tener en un mes.

En base a eso, si lo que quiero es sobrevivir, es ver cómo puedo vender algo. Me refiero a que si tengo una laptop y en mi caso tengo la experiencia del diseño, ver cómo puedo hacer eso rentable, cómo puedo convencer a alguien con una presentación de que puedo crearle una campaña de televisión. Básicamente lo que haría es utilizar mis conocimientos y arriesgarme nuevamente a convencer a alguien que crea en lo que sé que puedo hacer o en lo que creo que sé que puedo hacer.

No quedarte parado, creo que uno de los peores enemigos es el miedo que te paraliza, todos los días lo tenemos, todas las mañanas tienes miedo pero hay que vencerlo en los siguiente minutos, porque te tienes que levantar y buscar la manera de que crean en ti.

-Roberto Ibarra: Carlos, antes de despedirnos por favor danos un último consejo y la manera más fácil de contactarte.

-Carlos Gutiérrez: Crean en ustedes, crean en sus ideas por chicas, medianas o grandes. A veces me pongo a pensar y sigo siendo el niño que quiere generar imágenes, que quiere controlar las imágenes. Crean en ustedes por más chica que sea la idea o más grande y ambiciosa que sea, crean que lo pueden hacer y lo van a hacer.

El mayor paso es creértela, ya cuando crees en ti transmites, hay veces que he estado en reuniones y digo: “no me van a creer nada” y ahí cambio, me entra una seguridad en mí mismo, que la gente la nota. Dicen: “vamos a creer en este señor que dice que lo puede hacer.” Creyendo en ti estas al 50% 80 % de lograr el objetivo.

La mejor manera de contactarme es a través de mi correo electrónico: cgutierrez@metacube.com.mx

-Roberto Ibarra: Carlos Gutiérrez, fundador de “Metacube”, muchas gracias por compartir tu historia aquí en VIDA Entrepreneur, que estamos seguros le dará vida a nuevos emprendedores.

-Carlos Gutiérrez: Estoy a sus órdenes Roberto, muchas gracias por su tiempo y por considerarme. Muy amables.

Gracias Vidapreneurs por escucharnos una vez más. En nuestro siguiente capítulo conocerán a otro emprendedor exitoso que comenzó como todos nosotros; sin nada. Suscríbete a nuestro podcast en iTunes para que no te pierdas ningún episodio. Visita nuestra página web, vida-e.com para consultar la información que escuchaste hoy y acceder a otros recursos. Dale vida a tu emprendimiento hoy, utiliza el mismo servicio que por más de 5 años hemos usado para hospedar nuestras páginas web. Entra a http://vida-e.com/hospedaje y obtén un 60% de descuento en tu primer año de hospedaje.