VIDAentrepreneur podcast logo Vidaentrepreneur

Entrevistas a emprendedores exitosos y que inspiran

iniciocontactopatrocinios

272 - Raquel Falcón
  • VIDA Entrepreneur
  • Podcast

Emprendedor exitoso #272 - Raquel Falcón

Escucha la entrevista

272 - Raquel Falcón

El camino te va a ir guiando

Referencias

-Emprendimiento

Wawaki

-Herramienta

Kichink

-Libro o película

Película: Orígenes (2014) Dir. Mike Cahill

-Contacto

E-mail: contacto.wawaki@gmail.com

Recomendaciones

Entrevista

-Roberto Ibarra: ¿Qué pasa, Vidapreneurs? Roberto Ibarra aquí con ustedes. Recuerden que mi correo es roberto@vida-e.com. El día de hoy estamos con la fundadora de Wawaki que es un concepto en moda que se basa en una filosofía. Wawaki es un homenaje a toda mujer preciosa que se desliga de los estándares de belleza establecidos contemplando a la mujer bella por ser ella. Fuerte, saludable y diversa. Lo que hacen es crear trajes de baño y ropa deportiva para sus wawakis. Está hoy con nosotros Raquel Falcón. Raquel, ¿cómo estás hoy?

-Raquel Falcón: Hola, muy bien, gracias. ¿Tú?

-Roberto Ibarra: Muy bien Raquel, muchas gracias. Raquel, ¿tú normalmente en qué parte del mundo te encuentras trabajando?

-Raquel Falcón: En Monterrey, Nuevo León.

-Roberto Ibarra: Raquel, cuando tú vas a una fiesta o evento y te preguntan a qué te dedicas, ¿cómo explicas esto?

-Raquel Falcón: Digo que soy diseñadora de modas y tengo una marca de ropa deportiva y trajes de baño. Si me empiezan a preguntar más de que, ¿cómo que ropa deportiva?, etcétera, pues ya les empiezo a contar un poco la historia de la marca.

-Roberto Ibarra: Como preguntarían nuestros Vidapreneurs: Raquel, ¿cómo que una marca deportiva, entonces?

-Raquel Falcón: Después de que me gradué de diseño y negocios de la moda, sabía y estaba segura que quería hacer algo referente a lo que estudié. No estaba segura de qué ni como, ni cuando, ni nada. Ya pues las circunstancias me fueron guiando. Con tela que me había quedado de la tesis de mi carrera fue que empecé a hacer tops deportivos para mí. Empecé a tomarles foto y subirlas a las redes. A la gente le empezaron a gustar, me empezaron a preguntar cuánto, que si podría hacerles algo personalizado, etcétera. Pues fue así como poco a poco fui desarrollando el proyecto.

-Roberto Ibarra: Raquel, está padrísimo ese comienzo. Pero antes de entrar más a detalle de lo que es Wawaki y que estás haciendo para crecerlo hoy en día, parte de lo que hacemos aquí en el programa de Vida Entrepreneur es motivar a nuevos emprendedores a que nazcan. Pero primero les queremos contar la realidad, de que nueve de cada diez emprendimientos van a fracasar y cómo el emprendedor se comporte ante estas situaciones difíciles es lo que va a definir su éxito posterior. Entonces en esa tónica Raquel, por favor, cuéntanos la historia de tu peor momento como emprendedora. La situación que más te haya dolido a la fecha. Llévanos a revivir ese momento contigo, por favor.

-Raquel Falcón: Estuve pensando mucho en eso. Creo que aún no identifico como tal algún momento que sea el peor. Pienso que paso que vamos dando, ya sea en correcto o en falso es algo que nos ayuda a seguir forjando mejor el camino. Pero luego pensé que antes de empezar con Wawaki yo estaba junto con una compañera desarrollando un proyecto de una revista digital, para estudiantes y jóvenes profesionistas. Estábamos en eso dándole, hablando con escuelas para que la metieran en su biblioteca en línea. Hicimos un enlace en Issue que es de revistas digitales. Pero a la hora de querer vender la publicidad sí era muy difícil. Porque se preguntaban, ¿cómo cuánta gente lo está viendo, estás seguro? No confían totalmente en ti. Estuvimos como dos años con el proyecto y tratando de mejorar y todo. Pero pues no, tuvimos que darle para abajo e hicimos mejor otras cosas.

-Roberto Ibarra: Raquel, cuéntanos cómo es eso. Para que nuestros Vidapreneurs entiendan que después de estos dos años que estás ahí, cómo es que tú decides que ya es el momento de dejarlo. Tú nos comentas que ya ejecutaste todas estas actividades que tenías en mente. ¿Pero, cómo es ese momento, cómo llegas a esa decisión donde tú dices ya hasta aquí? Precisamente pensando, porque también es muy importante para nuestros Vidapreneurs definir hasta cuando es el momento que vale la pena perseguir un emprendimiento. No estar perdiendo quizás es tiempo en algo que definitivamente no va haber manera que funcione en ese momento. Mejor enfocar esas energías y esa pasión a un nuevo emprendimiento. ¿Cómo es eso, cómo fue en tu caso, cómo decidiste tú cambiarte de emprendimiento? Cuéntanos Raquel, por favor.

-Raquel Falcón: Evalúas de qué es lo que está yendo bien y qué es lo que está yendo mal. Lo que está yendo mal, cómo lo puedo mejorar. Sí ya había hecho todo lo que estaba dentro de mis posibilidades para mejorarlo y no estaba resultando como nosotros queríamos. Ahí fue donde tuvimos que repensar y ver, estudiar también lo que sería nuestra competencia y qué es lo andan haciendo. Si ya era un tipo de negocio que igual y ya tenía que evolucionar de alguna u otra manera. Igual que si estaba un poco fuera de nuestro alcance tanto económicamente de recursos, etc. Fue ahí donde te sientas y decides qué es lo que vas hacer.

-Roberto Ibarra: Raquel, parte de lo que platicamos aquí en el programa de Vida Entrepreneur, lo hemos platicado con otros emprendedores, es que al final del día el fracaso es un momento donde uno decide. Donde el emprendedor decide cuándo será este fracaso, es un momento de decisión. Es ahí donde bueno, ya te libera para poder hacer otras cosas. ¿Tú compartes esta visión de lo que es en sí el fracaso?

-Raquel Falcón: Sí, básicamente si tú sientes que ya diste todo de ti y se te acabaron las opciones y todo lo que se te ocurrió, tal vez sí es el momento o de improvisar, de mejorar o de tomar otro camino. Pero nunca rendirse, no porque esto no te salió bien signifique que otra cosa no puede salir mejor.

-Roberto Ibarra: Totalmente de acuerdo Raquel. No porque algo te haya salido mal signifique que lo siguiente no puede salir mejor. Esa es parte del proceso de aprendizaje. Por eso hacemos mucho énfasis en que nueve de cada diez emprendimientos van a fracasar. Porque si hay que fracasar nueve veces para tener un éxito, pues entonces el objetivo es fracasar rápido, saber cuando es el momento para poder avanzar. Ahora vamos al momento de la creación de Wawaki, que es un momento más entretenido. Nos has platicado cómo te empezaron a pedir inicialmente estos productos o estas prendas que hacías tú. Pero cuéntanos que pasa ahí, ¿cómo das el salto de hacer estas prendas que te estaban pidiendo, estos trajes de baño, estas prendas deportivas, a en sí crear un emprendimiento? ¿Cómo es esa historia? Cuéntanos, por favor.

-Raquel Falcón: Yo hacía la ropa, le tomaba fotos, no puesta necesariamente, sino recién terminada o mientras la estaba haciendo. Muchas amigas eran de que, Raquel hazme uno. ¿Me puedes hacer uno de tal manera? Me empecé a dar cuenta de que de verdad, había de repente una escasa oferta en cuanto a la ropa deportiva que las mujeres jóvenes estaban buscando. Que cuando vas a las tiendas convencionales todo es igual, los mismos cortes y a un precio carísimo. Empecé a identificar todas estas oportunidades y fue como empecé a desarrollar el proyecto. Dije, ok, quiero hacer ropa deportiva con cortes intrépidos, estampados diferentes, colores llamativos que sea de calidad, usando textiles especiales para la actividad física y que además está a un precio razonable, que no sea exagerado como el que encontramos hoy en día en cualquier tienda. Fue así como empecé a aterrizar más la idea. También mucha de la filosofía que manejo en Wawaki es cómo aceptarnos como mujer tal cual somos. De hecho en las etiquetas, las tallas yo las manejo, en vez de chica, mediana y grande yo tengo tanto las etiquetas dentro de la prenda y la etiqueta colgando; tengo chiquita, mamita y lindura. Dando a entender que cualquiera que sean tus dimensiones siempre vas a ser hermosa. No importa quién y cómo. También el tipo de tallas que manejo son tallas reales, no son reducidas. Porque ahora una persona de complexión normal, va a una tienda comercial y tiende a comprarse una talla mediana o grande porque está todo chiquito. Aquí no, aquí es la talla chica es talla chica y abarca mucho tipos de cuerpo y la mediana es mediana. La grande le queda a gente un poquito más robusta. Pero no necesita encontrar un talla enorme para que le quede.

-Roberto Ibarra: Raquel, me queda claro toda esta filosofía que está detrás de Wawaki, de la marca. Pero cuéntanos en sí cuales son los pasos que se siguieron, cómo decidiste dar ese salto de vender, si lo queremos ver, ropa, prendas o productos a la medida que te pedían, a algo ya donde tú salías a empujar al mercado en vez de esperar a que alguien te dijera: eso está bonito, hazme uno. ¿Cuales eran esos pasos que se siguieron? Cuéntanos eso por favor.

-Raquel Falcón: Primero pues ya que tenía todo esto identificado, el mercado que quería satisfacer. Empecé a desarrollar más esta propuesta de valor. Fue cuando dije ok, sí lo voy a hacer, ¿pero cómo se va a llamar, cual va a ser el mensaje?, y todo eso. Pues ya, primero que nada me dediqué a crear una identidad fuerte para la marca. Me junté con unos compañeros diseñadores gráficos, les conté toda mi idea y todo lo que yo quería transmitir, lo que fuera esta marca. Comenzamos primero con el nombre. Pues yo le di todas las ideas que yo tenía y las que ellos tenían. Poco a poco se fue dando. Batallamos mucho al inicio, porque teníamos muchos nombres pero nada nos convencía. Uno nos convenció, empezaron a armar el logo. Después a mi me tocó que me topé con algo súper parecido que no tenía nada que ver con ropa deportiva. Era un restaurant, y pues les dije no me gustaba. Vamos a hacer otra cosa y ya fue cuando empezamos a desarrollar lo que era Wawaki, con ese logo, con ese nombre. Fue cuando empecé ya en forma. Dije: no necesariamente tengo que empezar a producir cientos de prendas para comenzar algo. Puedo empezar con lo poco que tengo. Empezándole a darle vueltas, con pocos diseños, pocas tallas, poca cantidad. Solo el dinero va a ir dando vuelta. Voy a empezar, produciendo cada vez más. Porque pienso que muchas veces la gente se limita por eso. Que no tiene quién le invierta tanto a su proyecto o ellos mismos no tienen el capital suficiente. Entonces pienso que no necesariamente eso es un impedimento para comenzar algo.

-Roberto Ibarra: Raquel, está genial esto que nos comentas. Cómo fuiste haciendo pequeños lotes en vez de digamos crear unas cien prendas de la misma para tratar de venderlas. Cómo hiciste después este arranque paulatino para poder echar este negocio. Raquel, ahora una pregunta. ¿Esta inversión fue tuya, o te apoyaste de otras personas para poder hacer este emprendimiento realidad?

-Raquel Falcón: Fue inversión mía. Empecé con poquito y con lo que tenía, con las telas que me habían quedado. Luego fui empezando a comprar más. Luego empecé a investigar con textiles más específicos para el deporte y luego ya empecé a contar rollos. Luego empecé a hacer mi mesa de corte con una cortadora ya más industrial. Así poco a poco.

-Roberto Ibarra: Pues ahí está Vidapreneurs, poco a poco como dice Raquel. Lo hemos platicado muchas veces, este concepto de que el éxito inmediato es un proceso de diez años. Lo importante es siempre estar avanzando, aunque sea poco a poquito, pero estar constantemente avanzando. Ahora Raquel, cuéntanos esta parte de bueno, ya que decides crear estos productos, tienes tu marca. ¿Cómo le estás haciendo tú para crear esta estrategia comercial para que los mismos clientes te vayan a buscar? ¿Qué pasos has seguido, qué estrategias estás utilizando que te están funcionando ahí? Cuéntanos por favor.

-Raquel Falcón: Primero, cómo lo das a luz. De que sí está bien tu Facebook pero no es suficiente. Entonces creé la página web, puse una tienda en línea dentro de la página web. También las redes sociales básicas y empecé a buscar también tiendas de diseño local, donde pudiera yo dejar la ropa. Tanto a nivel aquí local, en Monterrey y fuera de. Así, en eso empecé con ventas así fuera y aquí dentro en la página web, por Facebook también. Así poco a poco. Ahorita estoy por abrir un pequeño espacio, un showroom de la marca donde también ya va ser mi propio espacio donde la gente va a poder ir a comprar un Wawaki. Mi tienda en línea está en la plataforma de Kichink que es donde yo tengo mi tienda en línea, está enlazada a mi página web. Tengo en página web, ahí dice quiero esto, quiero aquello. Ya cuando van a pagar es todo el proceso del cual se encarga Kichink, tanto de pago como del envío de la prenda.

-Roberto Ibarra: Raquel, respecto a tus estrategias de comercialización de marketing digamos, ¿qué es lo que más te está funcionando al final del día para vender? ¿Estas tiendas físicas, tu presencia en línea, es como 50 y 50, prefieres alguna sobre otra? ¿Qué es lo que mejor funciona para vender ropa en línea?

-Raquel Falcón: Pienso que es un poco de todo. No te puedes colgar de uno por completo porque la gente si va a estas tiendas y ve tu marca, se la prueba. Luego ya la ven en internet, dicen pues me la probé, me quedó bien, la compro. O ya sea por Facebook, se acordaron de aquella vez o te vieron otra vez por algún anuncio en Facebook y te mandan u inbox. Entonces pienso que es toda una cadena que se complementan entre sí. No puedes dejar de estar en una tienda donde la gente ve tus productos físicos porque quieras o no si es necesario. Al verte ya en las redes sociales que es donde más pasa la gente en sus celulares igual le dan ese empujón. O al contrario te ven primero en redes sociales y luego ya te ven en una tienda física se prueban, les gustó y te compran. Entonces no puedes dejar de hacer una cosa porque todo se complementa entre sí.

-Roberto Ibarra: Raquel, y para colocarte en estas tiendas físicas, ¿cómo funciona? ¿Tal cual entras a Google y empiezas a buscar tiendas de ropa? Les empiezas a escribir y les quieres mandar tu producto, alguna muestra. ¿Cómo es esta parte en la que puedes abrir este canal de distribución físico?

-Raquel Falcón: Primero, a veces empiezo a hacer mi investigación. En redes sociales, por Instagram. Ok, vamos a ver tipo alguna otra marca dónde se venden sus productos. Si estoy buscando en alguna área en específico, alguna marca de ahí, dónde vende sus productos. Checo la tienda, checo si va más o menos con el concepto que estoy manejando en Wawaki. También eso ya vas a saber si vas a tener el sí o no de la tienda. También para saber qué es lo que venden. Así me la paso, viendo, buscando, investigando. No necesariamente en Google, sino más que nada en redes sociales pienso yo. Es así como voy encontrando los puntos adecuados. También me muevo mucho en mercados de diseño, locales o también a veces voy a algunos fuera de Monterrey.

-Roberto Ibarra: Raquel, muchas gracias por compartir cómo funciona Wawaki, este mundo de la moda. Ahora te voy a pasar a una sección de preguntas más rápidas, donde el objetivo es más bien entender como funciona tu mente como emprendedora y ahora no tanto tus emprendimientos. En esa tónica, la primera pregunta es: inicialmente a ti, ¿qué te detenía a emprender?

-Raquel Falcón: Pienso que más que nada eso que te había comentado, que no estaba segura qué era lo que quería hacer, ni qué o cuáles eran las necesidades que quería cubrir. Cuál era el mercado que quería abarcar. Pero te digo, solo el camino se fue dando, me fue guiando.

-Roberto Ibarra: Raquel, está fenomenal esto que nos cuentas para nuestros Vidapreneurs, esta parte de cómo dices tú que el camino te iba guiando. Pero al final del día lo que tú estabas haciendo era escuchar los problemas que había en tu red. En tus mismos amigos que te preguntaban o te pedían este producto que no había. Es así como se detecta esa necesidad insatisfecha y pues a ti te gustaba resolver este problema. Entonces se hace el momento fenomenal para que tú puedas emprender y resolver esa situación. De cierta manera así es como lo ves tú, que el camino te estaba guiando pero simplemente a lo que voy, estabas escuchando lo que te decía tu misma red y encontraste un problema para resolver. Raquel, a lo largo de tu trayectoria como emprendedora, ¿cuál ha sido el mejor consejo que tú has recibido?

-Raquel Falcón: Confiar en uno mismo y en las ideas que tienes tú en los planes que te estás trazando. Aunque igual no lo tengas muy claro, pero confiar en que se va ir dando.

-Roberto Ibarra: Raquel, ¿cuál ha sido el hábito que tú crees que en mayor medida contribuye a tu éxito personal?

-Raquel Falcón: El de nunca parar, siempre estar dándole. No sé, por ejemplo, en alguna tienda te digan que estuvieron tus productos cierto tiempo y que se vendió muy poquito y que necesito meter otra cosa. Que eso no te desanime. Tal vez ahí no hay el mercado tan específico que estaba buscando, pero no significa que no gusta o que no se va a vender. No parar, ni desanimarte sino darle, darle siempre para adelante.

-Roberto Ibarra: En tu quehacer diario como emprendedora Raquel, ¿tú personalmente utilizas alguna herramienta digital, algún sitio web o alguna app que crees que le pueda servir a otros de nuestros Vidapreneurs?

-Raquel Falcón: Aparte de las redes sociales convencionales y mi página web creo que Kichink, la plataforma que te comentaba en cuanto a las ventas en línea. Me ha facilitado mucho la logística de las ventas en línea, por la forma en que manejan los pagos y el envío. Yo ya no tengo contacto directo con alguna agencia de pagos ni tampoco con paquetería. Ellos mismos te programan, tú lo programas en tu página de que ya se pagó, cuando quieres que vayan por el paquete. Ellos mismos recolectan la dirección del cliente y pues todo es muy sencillo. Te facilitan todo este proceso.

-Roberto Ibarra: Kichink, esta herramienta va a estar aquí en las notas del programa para que la puedan encontrar fácilmente nuestros Vidapreneurs. Cuéntanos Raquel, cómo fue tú proceso de selección de estas herramientas. ¿Cómo decidiste qué solución usar y por qué elegiste entonces Kichink?

-Raquel Falcón: Pues sí estuve viendo alguna otra manera o igual de poner la tienda independiente, así como cualquier página web. Pero pienso que para ahorita al inicio que yo me iba a encargar de hacer tantas cosas, creo que sí era la mejor manera de cómo delegar esa parte a algo que me lo facilitara. Sí investigué algunas otras, pero esa si me gustó más la forma en que manejaban todo. Las facilidades que te daban.

-Roberto Ibarra: Coincido totalmente contigo Raquel. Cuando estás empezando un emprendimiento, normalmente vas a tener como emprendedor ciento y un mil cosas que hacer. Lo más importante si ya está resuelto aunque te cobren una comisión, lo más seguro es que va a salir más barato que se lo delegues a un proveedor y que tú te enfoques de verdad a lo que es más difícil. Es la labor número uno que debe hacer cualquier emprendedor que es crecer el negocio. Raquel, y si sólo nos pudieras recomendar un libro o una película para nuestros Vidapreneurs, ¿cuál sería y por qué?

-Raquel Falcón: Fíjate que el fin de semana había una película que ya había visto pero que me gusta muchísimo. La estaba viendo como si fuera la primera vez. Se llama Orígenes. Me siento muy identificada con los personajes, como la forma en que se desarrolla toda la historia. Porque ellos son demasiado curiosos, son unos científicos, todo el tiempo se la pasan buscando respuestas. A pesar de que tenían cierta filosofía, ellos tratan de buscar la verdad de las cosas no solo guiándose por lo que ellos creían. Tienen curiosidad, sed de respuestas y conocimientos. Por eso me gusta tanto. Me siento identificado con ellos.

-Roberto Ibarra: Raquel, esta recomendación va a estar aquí en las notas del programa. Ahora te voy a llevar a una situación hipotética en la que ya has estado alguna vez. Imagínate que por algún evento catastrófico, te quedas sin tus emprendimientos actuales y despiertas sólo con 500 dólares y una laptop. ¿Qué harías tú en los próximos siete días?

-Raquel Falcón: Pienso que pondría las cartas sobre la mesa. Creo que lo que tenía aquí estaba bien, súper bien, qué es lo que estaba haciendo mejor, qué es lo que estaba haciendo no tan correctamente. Cómo voy a empezar a hacer de nuevo. Aunque comprar tela, muchas veces si las compro físicamente, o muchas en línea. Empezar de cero pero mejorado.

-Roberto Ibarra: Empezar de cero pero mejorado. Esta es la parte fenomenal de estas historias de fracaso, que uno se lleva estos aprendizajes consigo mismo y siempre te van ayudar para hacer las cosas mejor la siguiente vez. Porque lo que sigue va a ser mejor de lo que era antes. Raquel, antes de despedirnos, por favor danos un último consejo y la manera más fácil de contactarte.

-Raquel Falcón: La mejor manera de contactarme puede ser por las redes sociales o por el correo electrónico de Wawaki, que es contacto.wawaki@gmail.com. El mejor consejo, pienso yo que muchas veces emprender lo entendemos como algo muy lejano. Pero la verdad es que emprender se trata de comenzar con lo que se tiene al alcance y es un viaje de prueba y error. Nada de lo que hagas va a ser incorrecto. Porque eso te va a llevar a otro camino que te va a llevar a descubrir. Si no te hubieras equivocado, nunca hubieras llegado a ese punto. Simplemente es confiar y que el camino solo te va a ir guiando.

-Roberto Ibarra: Tu correo va a estar aquí en las notas del programa. Raquel Falcón, fundadora de Wawaki. Muchas gracias por compartir tu historia aquí en Vida Entrepreneur, que estamos seguros le dará vida a nuevos emprendedores y emprendedoras.

Gracias Vidapreneurs por escucharnos una vez más. En nuestro siguiente capítulo conocerán a otro emprendedor exitoso que comenzó como todos nosotros; sin nada. Suscríbete a nuestro podcast en iTunes para que no te pierdas ningún episodio. Visita nuestra página web, vida-e.com para consultar la información que escuchaste hoy y acceder a otros recursos. Dale vida a tu emprendimiento hoy, utiliza el mismo servicio que por más de 5 años hemos usado para hospedar nuestras páginas web. Entra a http://vida-e.com/hospedaje y obtén un 60% de descuento en tu primer año de hospedaje.