VIDAentrepreneur podcast logo Vidaentrepreneur

Entrevistas a emprendedores exitosos y que inspiran

iniciocontactopatrocinios

231 - Francisco Meré
  • VIDA Entrepreneur
  • Podcast

Emprendedor exitoso #231 - Francisco Meré

Escucha la entrevista

231 - Francisco Meré

Las cosas las tienes que hacer ya

Referencias

-Emprendimiento

Bankaool

-Herramienta

Slack

-Libro o película

Libro: “Nobody Knows The Truffles I’ve Seen” de George Lang

-Contacto

Twitter: @Paco_Mere

Recomendaciones

Entrevista

-Roberto Ibarra:

Hola Vidapreneurs, ¿cómo están? Roberto Ibarra aquí con ustedes. Recuerden que mi correo es roberto@vida-e.com. El día de hoy estamos con el fundador de Bankaool, que es el primer banco mexicano 100% online sin sucursales. Puedes abrir una cuenta de banco y solicitar créditos totalmente en línea así como hacer todos los movimientos bancarios donde quieras y como quieras. Está con nosotros hoy su fundador, Francisco Meré. Francisco, ¿cómo estás hoy?

-Francisco Meré: Muy bien Roberto, muchas gracias.

-Roberto Ibarra: Muchas gracias a ti Francisco, por estar con nosotros. Francisco, ¿tú normalmente en qué parte del mundo te encuentras trabajando?

-Francisco Meré: Yo estoy en la Ciudad de México.

-Roberto Ibarra: Francisco, tú cuando vas a una fiesta o algún evento y te preguntan a qué te dedicas, ¿cómo explicas esto?

-Francisco Meré: Lo que explico, yo soy un emprendedor de negocios incluyentes enfocado específico en el área de fintech. ¿Qué quiere decir todo eso? Cómo utilizamos la tecnología para mejorar los servicios financieros e incluir a todos.

-Roberto Ibarra: Francisco, platícanos un poco más a detalle de los servicios de banca. ¿Es tal cual como un banco, como yo me lo imagino como cualquier banco, excepto que no tiene sucursal? ¿O cómo funciona esta parte de un banco 100% online?

-Francisco Meré: Es muy buena pregunta. Bankaool es un banco como cualquier otro de los cuarenta y tantos que existimos en México. Es decir, tenemos una licencia bancaria, estamos regulados por todas las autoridades. Incluso los ahorros de nuestros clientes están garantizados por el IPAB por 2 millones de pesos. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia radica en que todos tus radioescuchas saben que nuestro mundo es cada vez más online. Compramos películas online, vemos películas. Hacemos streaming de música, hacemos comercio electrónico. Pedimos un auto digamos desde una app. Lo que necesitamos todos en este nuevo mundo online, es servicios financieros que se puedan contratar de la misma manera. Que sean mucho más fáciles, mucho más accesibles. Sobre todo que sirvan para la gente. Que nos evitemos ir a las grandes colas en los bancos, trámites muy largos. Que en donde estemos y a la hora que queramos podamos tener accesos a servicios financieros. Eso en Bankaool. Entonces Bankaool es un banco como cualquier otro, simplemente lo que hacemos es mejorar la experiencia de todos. Mejorar los productos ofreciéndolos a través de la tecnología.

-Roberto Ibarra: Francisco, platícanos un poco para entender cómo la tecnología llega a los bancos en este aspecto en todo 100% online. Si yo quiero abrir una cuenta ahorita y entro a tu página, ¿cuánto me tardo en abrirla?

-Francisco Meré: Te tardas 3 minutos y en 2 clics puedes tener una cuenta de banco. Es una cosa que con una navegación muy amigable y sobre todo con la ventaja de que como no invertimos en sucursales podemos dar mejores productos. Te toma dos clics y 3 minutos tener una cuenta de banco. No te cobra comisiones, no tienes saldos mínimos. Puedes invertir o ahorrar a las mejores tasas del mercado.

-Roberto Ibarra: Me tardo más buscando una ubicación física de una sucursal de un banco que en abrir una cuenta contigo, ¿es tal cual así?

-Francisco Meré: Absolutamente. Nosotros decimos que hoy en México abrir una cuenta de banco es casi tan fácil como dar un like.

-Roberto Ibarra: Francisco, platícanos un poco de cómo funciona esta parte del mundo, si le queremos llamar así online to offline. Por ejemplo si yo quiero hacer un depósito físico, ¿cómo se hace en tu banco?

-Francisco Meré: Es muy buena pregunta. Lo que hemos construido en Bankaool es una interfaz con el cliente que sea lo más amigable posible utilizando la tecnología. Cómo ya comenté, se puede abrir una cuenta de banco o se puede también pedir un crédito, un poco más tarde platicamos de eso y todo online. Evidentemente hay una interfaz que como también tú bien lo mencionas que no son online sino que son offline. Tiene dos vertientes esto. Cuando abres una cuenta con nosotros recibes una cosa que es física, una tarjeta de débito. Que por cierto es un Master Card Internacional, que la puedes utilizar para comprar en cualquier parte del mundo, sacar dinero de cajeros automáticos e incluso comprar en línea. Está abierta para comercio electrónico. La otra interface que es una muy buena pregunta es ¿cómo se deposita dinero? Hay mecanismos que también son en línea como hacer transferencias electrónicas vía SPEI de otra cuenta de banco. Inclusive ahora un producto nuevo que acabamos de sacar. Puedes portar tu nómina, Si a ti te pagan tu nómina en otro banco y ese banco no te da banca por internet. O no te da todos los servicios que te damos por una app o te cobra por muchos de los servicios. Puedes en línea hacer un trámite con nosotros, no tienes si quiera que pedirle permiso a tu otro banco, ni a tu jefe. Puedes cambiar tu nómina digamos a Bankaool. Entonces el dinero se va a ir depositando ahí. Si tienes dinero en efectivo y lo quieres depositar, tenemos una serie de convenios y estos se van a ir expandiendo. Tenemos un convenio con Bancomer. Tú puedes ir a una sucursal de Bancomer y depositar dinero. O puedes ir a una sucursal de Telecomm y hacer un depósito ahí. Vamos a abrir más puntos. Sin duda lo que nosotros estamos convencidos es que también el manejo a través de medios electrónicos ya sea o transferencia electrónica o inclusive utilizando esa interfaz física que es una tarjeta de débito tienen muchas más conveniencias que cargar efectivo. Pero existe la posibilidad evidentemente de depositar en efectivo.

-Roberto Ibarra: La última pregunta de esta parte y para retiros en efectivo, ¿cómo funciona esta parte de los cajeros? ¿Puedo utilizar esta tarjeta de débito en cajeros, o cómo es esta parte de Bankaool?

-Francisco Meré: La puedes utilizar en cualquier cajero del mundo. En el caso de México en particular, lo que hicimos fue lanzar una propuesta de valor diferente. Puedes utilizar cualquiera de los más de cuarenta y tres mil que hay en el país. Tus dos primeros retiros al mes no te van a costar, porque nosotros te vamos a reembolsar la comisión. De manera efectiva Bankaool es el banco que tiene la red más grande de cajeros sin costos para sus clientes.

-Roberto Ibarra: Está súper interesante esta parte Francisco. Fíjate que yo también me identifico con estas preguntas que te hago como un usuario. Híjole, la verdad no me acuerdo cuándo fue la última vez que fui hacer un retiro a un cajero. Es algo que piensas, esta conexión con el mundo físico con el mundo virtual, pues es dinero. No sé si tú lo ves así. ¿En realidad tus clientes utilizan estos retiros al final de día?

-Francisco Meré: En realidad se usa relativamente poco. Es decir, claro que hay clientes que retiran. Pero no es que todos los clientes hagan 2 retiros al mes. En realidad lo que te da la seguridad y la conveniencia es que yo como tú prefiero manejarme sin efectivo. A veces hay que hacerlo, evidentemente, pero tienes la tranquilidad, la seguridad de que puedes ir a cualquier cajero y que no te va a costar. A diferencia de si eres cliente de otro banco, tienes que estar buscando el cajero que no te vaya a cobrar y eso es un lío.

-Roberto Ibarra: Francisco, antes de entrar más a detalle a la siguiente sección, ya para terminar la presentación de los servicios de Bankaool. Cuéntanos cómo es esta parte de la solicitud de un crédito.

-Francisco Meré: Hay dos productos que tenemos hoy. Uno es un crédito personal y otro es un crédito para pymes. El que lanzamos a principios de año fue el crédito para pymes. Cualquier persona que tenga una empresa, ya sea una pyme, ya sea como una persona moral o inclusive una persona física con actividad empresarial, puede solicitar un crédito en línea. La propuesta de valor es interesante. Típicamente lo que tenemos que hacer todos los que necesitamos para un negocio, para un emprendimiento, para una empresa, es ir a la sucursal de un banco, pedir una solicitud, llenar un cuestionario y un listado de requisitos largo. Después ir a dejarlo al banco y esperar semanas o incluso meses a ver si tenemos una respuesta positiva. Eso implicó tiempo para todo mundo de dejar de hacer negocios o hacer crecer tu empresa. Ir a la sucursal y gastar una cantidad de tiempo en trámites y adjuntar documentos sin que tengas la certidumbre de que puedas tener un crédito. Nosotros cambiamos radicalmente el proceso. ¿Cómo funciona en Bankaool? Tú lo que haces es te metes en línea en nuestra página. Llenas un cuestionario básico de tu negocio. Corremos un algoritmo y te damos una respuesta de que si estás pre-aprobado o no. Esto lo que evita es que tengas que hacer un proceso larguísimo y te evites el tema de que digamos no tienes ni chance tienes de conseguir el crédito y que te hagan todo ese trámite. Si tú eres pre-aprobado, entonces ya empiezas el trámite y tampoco hay que ir a ningún lado. Haces el upload de los documentos en nuestra plataforma digital. Si todo digamos, se cumple con tu cuestionario y pasaste los filtros de crédito, se da el crédito. Esto cambia totalmente la experiencia. Es un poco un crédito on-demand. Lo haces cuando quieres, a la hora que quieres, sin que tengas que ir a la sucursal. Sobre todo te da la certidumbre de sólo invertir tiempo y recursos si es que en realidad Bankaool te puede dar el crédito.

-Roberto Ibarra: Francisco, nos estabas platicando de qué tan rápido es abrir una cuenta en Bankaool. Cuéntanos qué tan rápido es obtener un crédito también.

-Francisco Meré: Obtener un crédito es muy rápido. En primer lugar, el proceso tiene una ventaja muy buena para todos los dueños de empresas y los emprendedores. Es que no tienes que hacer un proceso larguísimo de trámites y llenar papeles sin saber realmente que vas a tener un crédito. Lo único que tienes que hacer es ir a nuestra página de internet, meterte a la sección de crédito pyme, haces ahí una solicitud. Realmente es un cuestionario muy rápido que te tomará no más de 10 minutos completar. Vas a tener una respuesta instantánea sobre la pre-aprobación del crédito. Una vez que tienes esa pre-aprobación ya puedes tú a tu a paso y a tu ritmo mandarnos los documentos a través de la plataforma. Eso lo puedes hacer todo muy rápido. Si tienes todos los documentos, te puede tomar no más 20 minutos. 48 horas después nosotros hacemos una visita al negocio, a la empresa. Si todo sale en orden, realmente 48 horas después se puede tener un crédito. Lo más importante es tener una respuesta instantánea sobre la posibilidad de tener un crédito, si eres elegible o no. Después te puede tomar no más de 5 días.

-Roberto Ibarra: Francisco muchas gracias por compartir cómo funciona Bankaool. Por este concepto de cierta manera tan diferente a lo que estamos acostumbrados en una industria tan tradicional. Ahora, lo que hacemos aquí en el programa de Vida Entrepreneur es motivar a nuevos emprendedores a que nazcan, pero les queremos contar la realidad. De que 9 de cada 10 emprendimientos van a fracasar. Cómo el emprendedor se comporta ante estas situaciones difíciles es lo que define su éxito posterior como emprendedor. Entonces en esa tónica Francisco, por favor, cuéntanos la historia de tu peor momento como emprendedor. La situación que más te haya dolido a la fecha. Llévanos a revivir ese momento contigo, por favor.

-Francisco Meré: Estoy totalmente de acuerdo. Siempre oímos las grandes historias de éxitos de los emprendimientos, pero no oímos a los que fracasaron. O simplemente digamos los momentos difíciles que tienes que pasar. Yo no veo fracasos, esto aunque puede sonar trillado. Evidentemente a veces uno piensa que las cosas van a funcionar de una manera y la realidad te enseña y creo que es un proceso de aprendizaje que las cosas son de diferente manera. En el caso mío una de las experiencias que sin duda nos dio una lección importante. Nosotros estamos convencidos que hay una oportunidad de llevar más servicios financieros de la gente. No solamente a través de la tecnología sino también acercar literal los puntos físicos de servicios bancarios de las personas. Lo que nos planteamos es construir una empresa que lo que hiciera es llevar los servicios financieros a través de un modelo como de franquicia a las tienditas, a los changarros. Para que la gente de ahí una manera muy cercana, sin tener que ir al banco, sin tener que hacer las colas. Sin tener a veces sufrir hasta discriminación en las sucursales. Ir a la tienda de la esquina y hacer movimientos bancarios en general. Esto además ayudaría al modelo económico de los changarros, porque de alguna manera podría competir ya con las tiendas de conveniencia que muchas de ellas ya ofrecen estos servicios. Le invertimos muchísimo dinero a esto y tiempo. Alrededor de 8 meses, en el modelo de negocio, en la tecnología, en entender cómo lo hacían en otros países para poderlo lanzar aquí. Lo que nos encontramos fue problemas muy importantes de adopción por parte de los changarros. A pesar de que veían una oportunidad y le entendían, no había una capacidad de seguimiento que pudiera garantizar el servicio. Por otro lado, también encontramos de alguna manera en algunos segmentos de la población alguna resistencia a hacer una transacción en la tienda de la esquina. Había un poco de desconfianza. Creemos nosotros que es un modelo que pueda ayudar a funcionar a otras partes del mundo. Pueda ayudar a que los pequeños comercios funcionen. Pero en realidad para nosotros no funcionó. Invertimos tiempo, dinero, a un proyecto que tuvimos que abandonar, que creemos que es útil. La gran lección es que nos faltó mucho más estudio del mercado. Mucho más de tratar de hacer un proyecto a lo mejor primero pilotearlo antes de haberle dedicado, tiempo, dinero y esfuerzo a este proyecto. Sin duda es ambicioso, creemos que pueda funcionar. De hecho si hay alguien que esté oyendo este podcast y que tenga una buena idea, nos gustaría explorarla. Pero la gran lección es hay que entender muy bien el mercado. Hay que ponerse uno en los zapatos de toda la gente. Preguntar, pilotear, por que lo que menos puede hacer un emprendedor. Uno es solo vivir con los conceptos o supuestos que uno cree de lo que va a funcionar. Dos, dedicarle tiempo, dinero y esfuerzo a una cosa que verdaderamente puede no escalar. Más vale hacer algo en pequeño, un prototipo, aprender y volver a lanzar el producto.

-Roberto Ibarra: Francisco, muchas gracias por compartir esta historia. Este es un tema que tocamos continuamente con nuestros Vidapreneurs. Nos lo acabas de reafirmar, también esta parte de primero validar antes de aventarte a gran escala. Porque es la manera tal cual como tú comentas. De poder aprender ya en carne propia que está pensando el mercado. Ahora Francisco, vamos a la sección de cómo fundaste Bankaool. Cuéntanos en qué momento se te ocurre esta idea de crear un banco sin sucursales y que fuera 100% online. ¿Qué estabas pensando? Cuéntanos, por favor.

-Francisco Meré: Una realidad de México, y es una realidad en el mundo, es que todo mundo necesitamos servicios financieros. La gente claramente puede vivir mejor si tiene una cuenta de banco, si tiene un medio de pago, si tiene acceso al sistema de pagos. Tú sabes que uno de los más grandes beneficios del comercio electrónico es que podemos comprar más barato, y tener disponibilidad de cosas de todo el mundo. Pero necesitas tener un medio de pago finalmente. La verdad es que el sector financiero en México y en el mundo no ha cumplido con esa función todavía. Más de la mitad de los adultos no tiene una cuenta bancaria. Más de la mitad de las empresas no tienen un crédito bancario. Lo que yo pensé es: bueno, debe de haber una manera de hacer esto de una manera mucho más eficiente. Porque evidentemente poner un banco y viene aquí otra vez el tema de irse a gran escala. Poner un banco con sucursales, es una infraestructura muy cara. Es una infraestructura en donde además no necesariamente responde a las necesidades de la gente, ni de las empresas. Entonces lo que decidimos, ¿cómo hacemos un banco que efectivamente pueda atender a las necesidades de la gente y que sea de una mejor manera? Lo que vimos es un avance tecnológico impresionante en México. Estas cifras son importantes, como comentaba más de la mitad de los adultos en México no tienen una cuenta de banco. Sin embargo tenemos más de sesenta y ocho millones de internautas en México. El proceso de adopción tecnológica ha sido mucho más rápido que el proceso de adopción financiera de alguna manera. La gente no solamente digamos usa internet para mandar un correo, lo que sea. Somos de los países líderes en uso de muchas aplicaciones de uso comunes de redes sociales. Somos el número cuatro en uso de Facebook en el mundo, somos el número cuatro en uso de Netflix. La gente compra en comercio electrónico. Lo que dijimos fue bueno, creemos nosotros que la población y México está listo para ese cambio tecnológico y esa adopción tecnológica de servicios financieros. Ciertamente la posibilidad de ofrecer servicios a través de la tecnología no solamente permite que sea mucho más conveniente para la gente. Como el caso nuestro, tú puedes abrir una cuenta de banco 24 x 7 en donde estés, o pedir un crédito en dónde estés. No tienes que ir a la sucursal. Lo puedes hacer en domingo, en tu casa en la cama, a las 3 de la mañana, etc. Además está el hecho de poder distribuir productos a través de ese canal. Lo que haces es hacerlo mucho más barato. No tenemos que invertir en toda esa infraestructura física. Así es cómo nace el proyecto. Evidentemente nosotros creemos que era el momento correcto de hacer esto. Ciertamente pensar a lo mejor 5 años atrás, ó 10 años atrás, a lo mejor este proyecto no habría funcionado. Porque no había ya esa capacidad tecnológica. Por otro lado tampoco la regulación nos lo permitía. Hoy la verdad, ha habido modificaciones legales muy interesantes que permiten, regulan mejor el poder hacer servicios financieros a través de canales digitales. Así es como nos lanzamos. Creemos que la manera es poder tener un negocio que sirva mejor a la gente y que pueda además competir. Porque ciertamente nosotros somos un banco nuevo que competimos con bancos de unas escalas muy grandes y con una historia muy grande, pero que finalmente no están solucionando problemas de la gente. Prueba de ello hay es que la mitad de los adultos no tiene una cuenta de banco. A sí es como nace el proyecto.

-Roberto Ibarra: Francisco, cuando nos cuentas esta historia se oye como que es lo lógico crear un emprendimiento como el tuyo. Las cosas se alinean, y dices bueno este es el momento preciso. Pero el momento en qué te llega esta chispa inicial, ¿cómo fue? ¿Qué estabas haciendo antes? ¿Qué dijiste: pues bueno, ya todos los astros se alinean, vamos a hacerlo? ¿Cómo te llegó esta idea inicial para ponerte a pensar en este medio financiero, sin sucursales, en este nuevo media bank?

-Francisco Meré: Yo he trabajado en el sector financiero prácticamente toda mi vida. Del lado de las autoridades trabajé en el Banco México, etcétera. Dirigí yo un banco del gobierno, un banco público que se llama FIRA. Ahí fue donde yo, digamos, vi obviamente esta necesidad. La chispa viene, siempre estas cosas luego son fortuitas. Determinadas cosas que pasaron inclusive en mi vida personal. Murió mi padre, tuve una experiencia nada agradable de problemas de seguridad en la Ciudad de México. Lo que dices es, pues mira, ciertamente tenía yo una posición laboral muy confortable, pero dices bueno, la vida puede cambiar en un segundo. Si no tratas de hacer algo por cambiar, digamos no solamente tu carrera o tu emprendimiento sino por realmente hacer algo para que mejore el mundo. Particularmente en México para llevarle mejores servicios a la gente. Realmente fue en esa ocasión, ese detonante, de una cosa en la vida personal. Me hizo a mí cambiar de una carrera profesional en instituciones grandes y dirigir instituciones grandes a lanzarse a emprender algo nuevo. Pero con la visión de que uno sí puede hacer la diferencia.

-Roberto Ibarra: Francisco, y tú que estabas en este medio financiero. De cierta manera, que tan fácil te fue fondear esta idea. Tú ya llegas, tenías esta idea, la presentas con tus conocidos, ¿Cómo se fondea esto?

-Francisco Meré: Una parte fue evidentemente capital, aportaciones propias patrimoniales que yo había hecho en el tiempo, junto con algunos otros colegas que conocía yo, que estábamos más o menos en la misma etapa y con la misma visión del mundo. Buscamos además inversionistas que tuvieran interés en hacer esto. El tema evidentemente no es fácil, requiere mostrar un plan de negocio y una idea y una factibilidad que sea real. Digamos que así lo logramos. Logramos primero la inversión para poner una empresa que era financiera. No era todavía un banco. Ya era una empresa sin sucursales que daba crédito. Después iniciamos el proceso de convertirnos en banco que también es un proceso largo, complejo. Hay que conseguir una autorización de la autoridad, la verdad es que hay que trabajar muchísimo para hacer esto. Evidentemente pues hay que tener un plan de negocios sólido. Una idea clara y tener la capacidad de ejecución sobre todo.

-Roberto Ibarra: Francisco, la última pregunta que te voy a hacer de Bankaool antes de entrar a otra sección diferente. ¿Qué estrategias más te están funcionando para presentarte con esta generación de clientes que quieres captar? ¿Qué es lo que más te funciona para adquirir nuevos clientes?

-Francisco Meré: Son dos cosas. La primera es, hemos hecho una estrategia innovadora de marketing. La mayor parte del marketing que hacemos o prácticamente todo el marketing es una estrategia de marketing digital. En donde lo que hemos logrado hacer y hemos aprendido es hacer performance marketing. Buscar donde están los clientes que sabemos que les gustaría este producto. Hay un proceso clave atrás de diseño y de imaginarte, ponerte en los zapatos de la gente. Sin duda el canal digital es lo que más nos está funcionando. Con una estrategia fresca, además resaltando digamos los atributos que tenemos nosotros con la banca tradicional. Otro tema que también nos ha funcionado muy bien para atraer clientes y crecer el negocio, es una cosa que estamos convencidos. Es el tema de alianzas estratégicas. Nosotros creemos que no solamente es por entender e ir en donde están las comunidades que a través de estas alianzas, empresas o productos que son afines al estilo de vida de gente que creemos que necesitan un producto como el nuestro. Sino que además incluso el mecanismo de atracción de clientes o de onboarding a través de estas alianzas se vuelve muy interesante. Porque creemos nosotros que los servicios financieros no son por sí mismos satisfactores de nada. Nadie se levanta en la mañana con el concepto de: voy a comprar una cuenta de banco o voy a conseguir un crédito hipotecario. Lo que quieres es comprar una casa o necesitas ahorrar para una meta. Creemos que el ofrecer los productos justo en el contexto de que la gente lo necesita a través de estas alianzas también funciona muy bien.

-Roberto Ibarra: Francisco, muchas gracias por compartir cómo es tu negocio y cómo funciona. Ahora te voy a pasar a una sección de preguntas más rápidas, donde el objetivo es entender más bien tu mente como emprendedor y ahora no tanto tu emprendimiento. Entonces tómate un poco menos de un minuto para estas respuestas. La primera pregunta en esta sección es, ¿qué te detenía a emprender?

-Francisco Meré: Creo que en mi caso, de alguna manera era pues nada, este miedo de tomar una decisión, no necesariamente un salta así. Porque yo creo que el emprendimiento no es necesariamente un sáltalo así. Puede ser si no lo tienes bien pensado. Pues este miedo a lo desconocido y a tomar el riesgo. Por eso te comentaba antes, realmente una de las cosas que a mi me empujó esa chispa, fue ver que las cosas que quieres hacer las tienes que hacer ya.

-Roberto Ibarra: Francisco, y a lo largo de tu trayectoria como emprendedor, ¿cuál ha sido el mejor consejo que has recibido?

-Francisco Meré: El mejor consejo que sin duda yo he recibido está ligado con lo que platicamos hace rato. Lo que uno tiene que hacer es solucionar el problema de alguien más, no el problema de uno. Frecuentemente lo que pensamos, uno siente que hay un problema porque tiene una necesidad. Dice oye, esto no funciona muy bien, deberíamos de poner una empresa que hiciera tal cosa. Pero eso resuelve la necesidad de uno y no realmente la necesidad del resto del mundo. El consejo que a mi más me ha valido es ese. Ponerse uno en los zapatos del otro y caminar un ratito en los zapatos del otro.

-Roberto Ibarra: Francisco, ¿qué hábito crees que contribuya en mayor medida a tu éxito personal?

-Francisco Meré: La lectura y el constante estudio. Yo soy una persona que no solamente me gusta leer mucho de muchos temas relacionados con el negocio, la banca, la tecnología, los negocios. Sino realmente también se aprende mucho de la historia, y hasta leer pasajes de la historia antigua uno aprende grandes lecciones que creo que son muy útiles para el emprendimiento. ¿Por qué? En el mundo siempre ha habido emprendedores.

-Roberto Ibarra: Francisco, en tu quehacer diario como emprendedor, ¿tú personalmente utilizas alguna herramienta digital, algún sitio web o alguna app que crees que le pueda servir a otros de nuestros Vidapreneurs?

-Francisco Meré: Yo utilizo mucho la herramienta Slack para organizar grupos de trabajo y comunicación entre grupos de trabajo. Me parece que es una herramienta muy buena para estar en comunicación con tu equipo, y poder incluso compartir documentos, etcétera. Slack. Es una herramienta que yo creo que es súper útil.

-Roberto Ibarra: Excelente. Esta herramienta va a estar aquí en las notas del programa. Ahora Francisco, si sólo nos pudieras recomendar un libro o una película para nuestros Vidapreneurs, ¿cuál sería y por qué?

-Francisco Meré: Mira, hay un libro de un señor que se llama George Lang, que en inglés, porque la verdad es que desconozco si está traducido al español, pero se llama “Nobody Knows The Truffles I’ve Seen”, que es algo así como: nadie conoce o nadie ha visto las trufas que he visto. Es una historia muy intensa de una persona de origen húngaro, que antes de la Segunda Guerra Mundial cae en un campo de concentración, se logra escapar después de que habían matado a su familia lo vuelven a agarrar una vez que acaba la guerra porque pensaban que era nazi, y finalmente cruza el atlántico para volverse un restaurantero muy importante en Nueva York. Me parece que lo más importante de ese libro es, ligado a este tema de que ni el fracaso ni las condiciones adversas lo tienen que desanimar a uno. Hay un pasaje del libro muy interesante, en el que dice que sus compañeros en el campo de concentración, los únicos que sobrevivieron eran los que tenían un plan para qué iban a hacer cuando salieran del campo de concentración. Es decir, no perdieron la visión, no perdieron ese optimismo y me parece que es un libro riquísimo en esa gran lección de vida.

-Roberto Ibarra: Excelente. Va a estar este libro aquí en las notas del programa también. Francisco, ahora te voy a llevar a una situación hipotética en la que están muchos de nuestros Vidapreneurs. Que son estos emprendedores que están esperando nacer, o que acaban de nacer y están esperando crecer. Entonces imagínate que por algún evento catastrófico te quedas sin tus emprendimientos actuales y amaneces sólo con 500 dólares y una laptop. ¿Qué harías tú en los próximos siete días?

-Francisco Meré: Pues yo lo que haría es que me montaría un negocio para poder aprovechar mis relaciones, mis conexiones, utilizando las redes sociales, y lanzar un tema de social commerce. Me parece que es un concepto que no está totalmente explotado, pero creo que hay un gran valor ahí. El hecho de que todos siempre recomendamos cosas, todos siempre hacemos share de cosas interesantes, recomendamos el libro, el viaje y nadie nos paga por eso. Creo que es un negocio que se puede hacer, no requiere de demasiado capital, requiere de mucha innovación de cómo hacerlo, pero es lo que yo montaría. Porque es simplemente aprovechar los contactos sociales y esa riqueza que existe en el contacto social que tenemos todos para tratar de monetizarlo.

-Roberto Ibarra: Francisco, está súper interesante. Yo creo que si en realidad a las personas les pagaran por estar en Facebook, habría muchos ricos en muchos países.

-Francisco Meré: Sin duda.

-Roberto Ibarra: Francisco, antes de despedirnos, por favor danos un último consejo y la manera más fácil de contactarte.

-Francisco Meré: Pues el consejo que le podría dar a todo mundo, y es un consejo que también alguien me dio alguna vez es: si no te gusta el riesgo, salte de los negocios. Porque siempre va a haber riesgo, siempre tienes que estar listo para eso. Evidentemente emprender no es fácil, siempre como decía al principio vemos estas grandes historias del emprendedor exitoso pero detrás de eso hay mucho trabajo, noches de angustia, y hay que entender de qué se trata. Cómo me pueden contactar, pues la manera más fácil es a través de mi cuenta de Twitter, que es @Paco_Mere.

-Roberto Ibarra: Excelente. Estos datos de contacto van a estar aquí en las notas del programa. Francisco Meré, fundador de Bankaool. Muchas gracias por compartir tu historia aquí en Vida Entrepreneur, que estamos seguros le dará vida a nuevos emprendedores.

-Francisco Meré: Muchas gracias, Roberto.

Gracias Vidapreneurs por escucharnos una vez más. En nuestro siguiente capítulo conocerán a otro emprendedor exitoso que comenzó como todos nosotros; sin nada. Suscríbete a nuestro podcast en iTunes para que no te pierdas ningún episodio. Visita nuestra página web, vida-e.com para consultar la información que escuchaste hoy y acceder a otros recursos. Dale vida a tu emprendimiento hoy, utiliza el mismo servicio que por más de 5 años hemos usado para hospedar nuestras páginas web. Entra a http://vida-e.com/hospedaje y obtén un 60% de descuento en tu primer año de hospedaje.