VIDAentrepreneur podcast logo Vidaentrepreneur

Entrevistas a emprendedores exitosos y que inspiran

iniciocontactopatrocinios

227 - Luis Barajas
  • VIDA Entrepreneur
  • Podcast

Emprendedor exitoso #227 - Luis Barajas

Escucha la entrevista

227 - Luis Barajas

Escoge a tu cliente para poder ganar siempre

Referencias

-Emprendimiento

Elevatek

-Herramienta

Google Apps for Work (20% de descuento)‎; Pipedrive; Zoho Project

-Libro o película

Libro: “Los Secretos de la Mente Millonaria” de T. Harv Eker

-Contacto

Página web: www.elevatek.com.mx

Recomendaciones

Entrevista

-Roberto Ibarra: Hola Vidapreneurs, ¿cómo están? Roberto Ibarra aquí con ustedes. Recuerden que mi correo es roberto@vida-e.com. El día de hoy estamos con el fundador de Elevatek, que es una empresa de consultoría que se especializa en incrementar utilidades de clientes mediante consultoría en varias áreas de negocio de la empresa, como ventas, e-marketing, entre otras. Apoya a generar equipos de ventas desde cero. También desde cómo identificarlos, manejarlos, incentivarlos y evaluarlos. Está hoy con nosotros Luis Barajas. Luis, ¿cómo estás hoy?

-Luis Barajas: ¡Hola! ¿Cómo estás, Roberto? Encantado de estar acá.

-Roberto Ibarra: Excelente, muchas gracias. Luis, ¿tú normalmente en qué parte del mundo te encuentras trabajando?

-Luis Barajas: Normalmente me encuentro aquí en Guadalajara, en la zona metropolitana.

-Roberto Ibarra: Tú cuando vas a una fiesta o algún evento y te preguntan a qué te dedicas, ¿cómo explicas esto?

-Luis Barajas: Yo lo que digo es que me dedico a incrementar las ventas y utilidades de las empresas que confían en mí, por medio de diferentes talleres, asesoría y capacitación.

-Roberto Ibarra: Ya cuando haces un pitch un poco más detallado, que te dicen: ¿pero cómo es esto de que nos vas a ayudar a vender a través de estas capacitaciones o asesoría? ¿Cuál es en sí la cartera detallada de productos y servicios de Elevatek?

-Luis Barajas: Tenemos varias unidades de negocio. De las más interesantes y con la cual empezamos digamos es la que tiene un poco más de tiempo con nosotros, es una solución que yo implementé que se llama “Mental Six”. Es una solución que tiene seis módulos, y estos módulos van desde analizar tu empresa, lo cual significa meternos al corazón. Analizamos desde tus estados financieros hasta cómo estás constituido como negocio, toda la parte de ventas, me pasas información histórica, todo esto. Analizo tus productos. Algo interesante, deja te lo comento para nosotros y para nuestros clientes es que la mayor parte de nuestros honorarios van en función del incremento de las ventas del cliente. Entonces eso significa que si el cliente vendía 100 y con nosotros vende 200, a nosotros nos paga un porcentaje sobre el diferencial. Este componente hace que nuestra solución sea primero fácil de adquirir para el empresario pyme, y segundo que nos coloca en una posición como si fuéramos socios del cliente. Constitucionalmente no lo seríamos en el acta ni nada, pero ética y moralmente sí nos convertimos en una especie de aliado. Más que un proveedor, un socio de negocios realmente para el cliente. Esto lo que trae como consecuencia es que nosotros vemos al cliente como si fuera nuestra empresa. De hecho nuestra filosofía es esa: “Apasionados por tu empresa”. Entonces en la parte de análisis vemos los productos como si fuéramos los dueños de los mismos. Entendemos al cliente desde la óptica del dueño. A través de ese análisis diseñamos después, visualizamos un futuro prometedor, donde al cliente siempre le hacemos un análisis para vender al menos tres veces lo que está vendiendo. Visualizamos y diseñamos una estrategia que nos ayude a convertir esta estrategia en una realidad. Este tipo de proyecto nos lleva no menos de doce meses, no más de 24 meses. Nos vemos una vez a la semana con él, y le llegamos a definir todo lo que una empresa comercialmente inteligente requiere para ser exitosa en el mercado, que va desde cómo pagarle a un vendedor, cómo contratarlo, cómo lo organizo, cómo lo mido, cómo controlo sus actividades. Cómo diseño un presupuesto de ventas, un plan de ventas. Cómo vendo, cuál es la mejor manera de vender, cómo organizo a mis vendedores. Si tengo vendedores de mostrador, vendedores de campo, account manager, vendedores de venta consultivo, de proyectos, pre-vendedores, analistas técnicos, atención a clientes. Hacemos toda una reingeniería, una transformación del departamento comercial del cliente. Si no lo tiene, lo desarrollamos junto con el dueño, de tal manera que en algún punto el dueño sabe y está tranquilo de que su equipo comercial está funcionando incluso sin depender.

-Roberto Ibarra: Luis, está muy interesante todo esto que nos comentas. Muchas gracias por compartirlo. Para ver si entendí bien, ¿al final del día le sale gratis al cliente?

-Luis Barajas: Lo que buscamos precisamente es que el proyecto no lo pague el cliente, sino su propio cliente. Hacemos todo lo que sea necesario para que eso suceda. Ahora, dentro de nuestra visión más humanista y más social, porque tenemos mucha parte de emprendedores sociales, está el que en algún punto tengamos la suficiente reserva de efectivo para realmente no cobrarle nada al cliente, mientras que el incremento de ventas sucede. Pero la realidad es que cuando empezamos, difícilmente vemos un incremento en los primeros meses. Entonces sí cobramos algo, pero lo que hacemos es que sea muy por debajo de lo que le costaría tener un gerente, un director comercial en su organización. Entonces es muy conveniente para él tener una especie de aliado que va en función de resultados y que evidentemente la iguala que nos paga es muy por debajo de lo que le pagaría a un director comercial o un gerente. Diseñamos la estrategia para que en el punto donde el cliente ya esté suficientemente maduro, contratemos a un gerente que toma nuestro proyecto y lo lleva a cabo sin depender de nosotros, de tal forma que buscamos que al cliente no le incremente su facturación, sino que sea suficiente de nuestra práctica de consultoría como tal.

-Roberto Ibarra: Luis, de lo que nos platicas, para darnos una idea del tamaño de Elevatek, ¿cuántas empresas han pasado por este método tuyo?

-Luis Barajas: Mira, nosotros hemos capacitado y desarrollado alrededor de mil empresas y cerca de 10,000 profesionistas y dueños. Entre ejecutivos de ventas, gerentes de ventas, dueños y demás. Específicamente en esta solución que se llama “Mental Six”, que ya tiene otro componente que me faltó comentarte. Damos exclusividad de atención por giro. Esto significa que si tú vendes acero, ahorita tenemos un cliente que vende acero, no podemos atender a otro cliente de la misma categoría o giro. Esto hace muy interesante esto. No somos una firma que tenga muchísimos clientes en paralelo. Somos una firma que tiene entre cinco y diez proyectos al mismo tiempo, y evidentemente lo que buscamos es que cada cliente tenga un trato muy personalizado y que acelere sus resultados lo antes posible, dado que nuestra forma de pago es conveniente para nosotros siempre y cuando el cliente incremente su facturación.

-Roberto Ibarra: Luis, está muy interesante esto de tu modelo de negocio de Elevatek. Antes de entrar más a detalle de ´cómo le has hecho para crecer esta empresa y cómo la creaste, lo que hacemos aquí en el programa de Vida Entrepreneur es motivar a nuevos emprendedores a que nazcan. Pero primero les queremos contar la realidad. Que nueve de cada diez emprendimientos van a fracasar, y cómo el emprendedor se comporte ante estas situaciones de fracaso es lo que va a definir su éxito posterior como emprendedor. Entonces en esa tónica Luis, por favor cuéntanos la historia de tu peor momento como emprendedor. La situación que más te haya dolido a la fecha en este emprendimiento o en otro. Llévanos a revivir ese momento contigo, por favor.

-Luis Barajas: Fue más o menos hace como tres años. El momento histórico que vivíamos era de empezar a apostar por tener mucha más gente trabajando con nosotros, más equipo de trabajo, más infraestructura de recursos humanos. Coincidió en una temporada que estábamos cerrando algunos proyectos, pero no teníamos la suficiente prospección detrás como para que en el momento en que se cerraban los ciclos de esos clientes iniciaran otros nuevos, que típicamente siempre tenemos esta consecución de proyectos. Cierra uno y por ahí ya tenemos otros cuatro por arrancar y así. Hace como dos, tres años, sucedió eso. No teníamos un siguiente cliente, y nos quedamos sin flujo de efectivo. Entonces al quedarnos sin flujo de efectivo tuvimos que echar mano. A nosotros no nos paguen como dueños, ya que somos dos socios. El equipo de trabajo también tuvimos que hablar con ellos. Fue un momento muy difícil y muy incómodo. Hasta podría decir que vergonzoso, como dueño de empresa ir con tu gente y decirles: necesito que me des treinta días para poderte pagar. Fue un momento sumamente complicado. Afortunadamente la gente que trabaja con nosotros cree mucho en nuestra filosofía y en nuestros valores. Entonces la gente lejos de sentirse mal o decir la clásica a esta empresa no le importo y cosas así, al contrario. Lo que sucedió fue que apretamos las tuercas y empezamos a generar mayor flujo de efectivo. Finalmente fue una lección interesante donde nos apoyamos de la gente para cuestiones de flujo, pero la misma gente, dado que tenemos un buen sistema de valores aquí en la empresa, se puso las pilas y empezamos a generar flujo de efectivo. Tuvimos que hacer movimientos de apalancamiento en otras instituciones y salimos a flote. Pero sin duda alguna fue o ha sido el momento más difícil que hemos vivido acá, que nos quedamos cortos. Que no tuvimos una planeación financiera adecuada. A partir de ese momento, ahora tenemos un reporte al que llamamos reporte de flujo de efectivo, donde tenemos una visión de 20 semanas hacia delante de cómo se va a comportar nuestro ingreso. Entonces nos ayudó a entender qué no estábamos haciendo, y gracias a Dios a partir de eso no hemos tenido nunca una situación ni remotamente cercana. Fue una lección dura, pero aprendimos que como emprendedores tenemos que siempre tener una visión muy clara del dinero que vas a cobrar y el dinero que vas a egresar o a gastar para tener claridad en si tienes el flujo de caja correcto como para hacer frente a tus compromisos.

-Roberto Ibarra: Luis, muchas gracias por compartir esta historia. Te puedo comentar que yo en lo personal en mis emprendimientos anteriores nunca he tenido una situación así, porque yo estaba en la industria de servicios de desarrollo de software, y ahí normalmente es una industria con anticipos fuertes. Entonces al final mi problema era como ese juego de las sillas, que cuando se acaba la música hay que ver en cuál silla te sentabas, y a veces ya no había sillas. Nuestro problema era más de rentabilidad que de flujo, pero lo que está muy interesante de tu historia para nuestros Vidapreneurs es entender cómo funciona el modelo de negocio de cada quien, y cómo manejaste esta situación de que al final dijiste: vamos a buscar una manera de que esto no vuelva a suceder, o cómo podemos prevenirnos para que nos demos cuenta de antemano si es que va a suceder, e implementaste estos estados de flujo de efectivo para poder analizarlos. Luis, cuéntanos un poco. Nos platicaste la experiencia de cómo es. Platicas con tus empleados y les dices: necesito que nos aguanten unos treinta días en lo que nos podemos recuperar. Pero estoy seguro que cuando aguantaron, no es por lo que dijiste en ese momento. Es por el trabajo previo que habías hecho que la gente creía en ti. ¿Qué crees que haya influido en mayor medida a que las personas hayan entendido que la empresa estaba en una situación difícil, que iba a ser temporal y que iban a salir adelante, que valía la pena quedarse contigo?

-Luis Barajas: Bueno, fíjate qué interesante. Me hace reflexionar y me gusta. Nosotros tenemos una creencia muy padre en el sentido de que todo es transparente en nuestra empresa. Entonces desde hace mucho tiempo nuestra gente, nuestro equipo de trabajo sabe cuánto vendemos, sabe cuánto estamos gastando, sabe cuestiones de rentabilidad, y eso lejos de tener esta vieja creencia de que si saben mis costos la la lá, entonces mi competencia… o si se van y todo este rollo. Hace que la gente se comprometa. En nuestra experiencia, ser transparentes ha sido un buen indicador de que una buena filosofía de trabajo, dado que la gente cuando entiende muy bien dónde estás parado, lejos de sentirse ajeno a la problemática, se siente responsable. De hecho nuestros indicadores o métricas de control, como lo quieras llamar, están todos relacionados con esto. Entonces precisamente por eso nosotros hacemos responsable a cada persona de su pedacito de la parcela, y le informamos a todos cómo está la parcela. Cada quien en su pedazo trabaja, siembra y cosecha. Tenemos mucha claridad en ese sentido. Entonces una creencia con la que hemos trabajado es que aquí todo se sabe. No ocultamos nada. Esa transparencia yo pienso que fue un factor importante, porque la gente cuando vio el estado financiero y el flujo de efectivo se dieron cuenta que las cosas no estaban bien. Insisto, lejos de decir: patitas, para qué las quiero, como decimos, más bien fue una cuestión de involucrarse para que las cosas fluyeran de mejor manera. Eso por un lado, yo pienso. La otra es que nosotros hemos aprendido en el camino que lo más importante para que tengas una empresa exitosa, o de las cosas más importantes es que le apasione lo que haces tú. Esa especie de enrolamiento de tu parte hacia ellos, donde les haces ver lo que haces, cómo lo haces, y si a la gente realmente le gusta, entonces la gente está dispuesta a estirar un poco con tal de seguir haciendo lo que le apasiona. No sé si me explico.

-Roberto Ibarra: Sí.

-Luis Barajas: Entonces tenemos gente que realmente así como nosotros, disfrutan muchísimo lo que hacen aquí. Nosotros de hecho tenemos otra cosa interesante en la firma. Es que no tenemos horarios. O sea, aquí no hay un reglamento de horarios. Pero tenemos una junta dura e inamovible de rendición de cuentas. Nos vemos todos los viernes a las 9 de la mañana, y cada quién trae sus resultados de una semana anterior. Pero tú puedes venir a mi oficina, con mucho gusto te invito a ti y a tu gente, a quien quieras, y vas a ver que de repente no hay nadie. Todos estamos en la calle con clientes, o buscando negocios, o dando las asesorías, capacitaciones y demás, y de repente no hay nadie. Ya con la tecnología menos. Entonces no nos medimos mucho por las horas que estás en la oficina, sino más bien por la rentabilidad de tu área, los indicadores, el desarrollo personal. Muchos elementos que medimos semana a semana en nuestro proceso de rendición de cuentas. Yo creo que esa libertad de trabajo, ese no asfixiarte, ese equilibrio vida-trabajo, ese invertir mucho en capacitación de la gente, muchísimo. Al año yo creo que invertimos no menos de 10, entre 10 y 25, 30 mil pesos por persona al año. Entonces realmente sí tenemos una firma muy preocupada por el desarrollo personal. Todos esos valores y esa forma de trabajar, yo pienso que hacen que la gente diga: bueno, no pasa nada si me espero treinta días. En el caso este no sucedió. Logramos entender también quién estaba mucho más comprometido con la firma.

-Roberto Ibarra: Luis, la última pregunta antes de pasar a la fundación de Elevatek. Ya que manejas esta transparencia y a veces se ven las situaciones difíciles, ¿cómo manejas tú este dicho de que el capitán nunca entra en pánico? Cuando tú llegas y das esta mala noticia, ¿qué cara haces? ¿Es la de: la realidad es que no sé cómo lo vamos a resolver, pero lo vamos a resolver? ¿O les dices: ya tengo todo pensado, sólo esperen estos treinta días y ya todo va a estar bien? ¿Cómo se maneja esto, tú como capitán de este barco, la cara que proyectas ante estas situaciones difíciles donde das esta trasparencia excesiva, si lo queremos ver así?

-Luis Barajas: Nosotros tenemos muy claro que con las personas en general nos podemos comportar de dos maneras. Nos podemos comportar responsables, o nos podemos comportar como víctimas. De hecho nuestro principal valor es la responsabilidad, precisamente por eso. Nosotros en la empresa nunca justificamos excusas. La gente que viene a dar excusas por su falta de resultados, en automático y sin decirle nada, solito se hace a un lado. La gente que ha llegado aquí y en la junta de rendición de cuentas que tenemos religiosamente todos los viernes, en lugar de traer resultados trae excusas, el mismo sistema hace que la gente se incomode por no traer buenas cuentas. Entonces, regresando al punto anterior, más que inspirarlos o venir a decir un discurso de no se preocupen, todo va a estar bien y demás, más bien siempre regresamos la responsabilidad del equipo de trabajo. Obviamente tomamos la nuestra, y como tal tomamos acciones en ese sentido, pero siempre le hacemos ver a la gente que esto también es responsabilidad de todos y cada uno de los que trabajan aquí. Este espíritu de responsabilidad, más que de comportarnos como victimas, que sería lo más fácil como dueño, decir: es que no tengo flujo de efectivo porque los clientes no me pagaron. Eso al empleado le importa un pepino. Entonces definitivamente lo que hacemos lejos de hacer eso es: ok, estamos en una situación en donde el sistema de cobranza no lo estamos ejecutando correctamente. Tú como colaborador de nuestra firma, ¿qué vas a hacer diferente para que eso no vuelva a suceder, y nos apoyes también desde tu ángulo a que esa recuperación de cartera, en el ejemplo que te decía, también suceda en tiempo y forma. Lejos de cubrirlos y apapacharlos, nosotros los hacemos muy responsables de su silla. Eso creo que nos ha funcionado muchísimo en la firma, y es un valor que insisto es el más importante que tenemos aquí en la empresa. La gente que no se alinea con la responsabilidad, está fuera del negocio. Hemos tenido que dejar gente, y más que dejar nosotros a la gente, ellos se van precisamente porque no comparten esta manera de ver el negocio. Yo pienso que más que el negocio, tu vida personal también, como responsable.

-Roberto Ibarra: Luis, ahora cuéntanos un poco de cómo es que se te ocurre la idea de fundar Elevatek. ¿En qué momento te llega esta inspiración y dices: ¡ajá!, vamos a hacer esta empresa de consultoría que vaya a apoyar a las empresas a incrementar sus utilidades? ¿Qué estabas pensando? ¿Cómo es esa historia? Cuéntanos, por favor.

-Luis Barajas: De hecho te comento para los radioescuchas, los Vidapreneurs, que yo fracasé en un par de emprendimientos antes que este. Recién egresado de la academia, mi primera experiencia fue como que hacíamos proyectos para internet. Páginas de internet y demás. Pero estuvimos un año y fue muy difícil para nosotros. Estábamos muy novatos y nos faltaba mucho colmillo y mucha experiencia. Abandoné ese emprendimiento. Luego, trabajando en una firma de tecnología, emprendí en paralelo mientras trabajaba. La verdad esa falta de compromiso de mi parte en ese sentido de que yo estoy cómodo pero no quemo las naves, y aquí me quedo en mi etapa de gran ejecutivo sin salirme y sin arriesgar todo, hizo que también mi segundo emprendimiento no funcionara. Era un poco medios de publicidad a través de espacios no tradicionales como interiores de restaurantes, negocios y demás. Total, en estas dos experiencias yo obviamente y ya trabajando como empleado aprendes todo. En el último ejercicio que tuve como empleado, tuve una especie de sociedad con alguien en una empresa de tecnología también, donde más o menos facturamos cerca de 100 millones de pesos al año. Era una empresa donde el estrés que se vivía todos los días, era muy difícil. Era una empresa muy complicada hacia adentro. Yo llegué como una especie de salvador del equipo, como es el vicedirector comercial de esta empresa, y el nivel de estrés que yo viví en esta organización fue terrible. Fue mi peor experiencia en ese sentido. Pero la experiencia más gratificante como desarrollador de talento en el área comercial. Entonces el momento ¡ajá!, como tú lo pones, vino cuando yo dije: bueno, si esta empresa que factura 100 millones de pesos, con alguien que está dándole un seguimiento tan estrecho como yo, que ya vino a reformular todo el equipo y demás, logramos cosas muy buenas. ¿Qué será de las empresas que venden 10, 15, 20, 40, 50 millones de pesos al año? Ya no son empresas tan micro. Son empresas ya tal vez medianas, pero que no tienen nada. Entonces dije: seguramente hay una necesidad muy importante afuera. Entonces confiando un poco en la misma experiencia que yo he vivido en esta organización, me salí y me ensucié con las personas que me asocié, con el trabajador y otra con la que es mi hermana, y fundamos lo que es Elevatek. Teniendo esta idea de que afuera iba a haber una necesidad latente de ayuda por incrementar mis ventas, por organizar mis departamentos, por saber cómo organizar todo mi equipo de trabajo en el área comercial, y así fue. Ya estando afuera vimos que era importante nuestra actividad y la verdad nos hemos consolidado cada año con proyectos más y más grandes. Vamos una vez a la firma a tal grado que ya estamos a prácticamente 90 días de iniciar nuestro programa de comercialización de franquicias, donde vamos a desarrollar también consultores que van a hacer también nuestro propio modelo de negocio en diferentes parte de la República y a nivel internacional.

-Roberto Ibarra: Luis, platícanos un poco esta parte de cómo es el proceso de venta de tus servicios. Cuando tú llegas y le dices a alguien o le preguntas: oye, ¿quieres vender más? No me puedo imaginar el caso donde te digan que no… sí me puedo imaginar algunos donde ya estén en su área de confort. Pero me imaginaría que en la mayoría de los emprendedores, de los empresarios, quieren vender más. Luego tú les dices: a mediano plazo la realidad es que no te va a costar nada. ¿Tal cual es así? ¿Si se escucha así, es tal cual 90% de cierres que tienes, o cómo funciona esta parte de las ventas, que en realidad es algo que toda empresa debería de desear. Crecer y vender más.

-Luis Barajas: Lo comentas tal cual. De hecho estás contratado. No te creas. Mira, el pitch de prospección es exactamente como lo generas tú. Es: me dedico a incrementar las ventas y utilidades de las empresas. ¿Tú qué haces? Yo hago esto. Perfecto. ¿Tienes vendedores? No tengo. ¿Te gustaría tener vendedores, ir al siguiente nivel en tu empresa? Si la respuesta es sí, porque no creas, hay mucha gente que dice: no estoy preparado. Entonces el siguiente paso antes de entregar una cotización es hacer un diagnóstico. En ese diagnóstico nosotros nos metemos a la tripa del cliente, entendemos su negocio, su modelo de rentabilidad, sabemos su mercado, conocemos lo que hace, cómo lo hace. Platicamos con los vendedores si es que tiene, con los gerentes de operación y demás. Hacemos mistery shopper. Nunca decimos que lo hacemos, pero lo hacemos. Al final entregamos una especie de radiografía al cliente, donde le decimos: mira, estás alto en colesterol en términos comerciales. Estás alto en triglicéridos. Lo que te proponemos hacer para poder sanear esta parte es este proceso de implementación de esta solución que se llama “Mental Six”. Entonces adecuamos la solución a la necesidad del cliente. Finalmente lo que hacemos en este modelo es analizar al cliente, entender su negocio, y entregar una propuesta de solución. Sin embargo, un componente muy importante que nos distingue como firma es que garantizamos el resultado, lo cual significa que si tú tienes una empresa que no cumple lo mínimo que nosotros buscamos para poderla atender, entonces no te tomamos como cliente. Nosotros decimos que somos como el abogado que gana todos los casos. La única manera es escoger al cliente, para poder ganar. Nosotros sí garantizamos el resultado, pero el emprendedor o la empresa tiene que tener ciertos componentes que nosotros ya hemos detectado a lo largo de nuestra experiencia para poder decir: ok, sí quiero trabajar contigo. A veces el cliente nos elige, porque la verdad la mayoría quiere trabajar con nosotros. Nosotros decimos: contigo sí quiero trabajar, o contigo no quiero trabajar. Va desde temas como compromiso del dueño, que parecería que no, pero muchas veces el principal problema de la empresa es precisamente el fundador o dueño de la organización y su falta de compromiso en ese sentido. Eso hace muy difícil trabajar con un consultor. Si el dueño no está, no tiene compromiso, no va a honrar sus citas, la forma de pagarle a su gente, si no es una persona ética, moral, responsable, etcétera, entonces elegimos no trabajar con él.

-Roberto Ibarra: Luis, muchas gracias por compartir todo esto. Ahora vamos a pasar a una sección de preguntas más rápidas, donde el objetivo es entender más cómo funciona tu mente como emprendedor, y ahora no tanto tu emprendimiento. En esa tónica tómate un poco menos de un minuto para estas respuestas. La primera pregunta es: inicialmente a ti, ¿qué te detenía a emprender?

-Luis Barajas: Miedo.

-Roberto Ibarra: ¿Cómo lo resolviste?

-Luis Barajas: La única manera de quitarte el miedo es enfrentando el miedo. Finalmente fue quemar las naves. No sé si has escuchado ese término. Quemar las naves es que vas por todo y no hay reversa. Quemar las naves para nosotros fue renunciar a nuestra comodidad y emprender.

-Roberto Ibarra: A lo largo de tu trayectoria como emprendedor, ¿cuál ha sido el mejor consejo que tú has recibido?

-Luis Barajas: Yo creo que el mejor consejo que he recibido es ese. Haz lo que te apasiona. Hacer lo que te gusta, hacer lo que te apasiona, porque de por sí la carga de responsabilidad que tienes como empresario, como emprendedor es muy fuerte. Si además de esto no disfrutas lo que estás haciendo, entonces estamos fritos. Para mí el componente más importante es el apasionamiento.

-Roberto Ibarra: Luis, ¿qué hábito crees que contribuye en mayor medida a tu éxito personal?

-Luis Barajas: Para nosotros, yo creo que el hábito más importante es tener una agenda actualizada todos los días, claridad y enfoque en lo que vas a hacer permanentemente.

-Roberto Ibarra: Luis, en tu quehacer diario como emprendedor, ¿tú personalmente utilizas alguna herramienta digital, algún sitio web o alguna app que crees que le pueda servir a otros de nuestros Vidapreneurs?

-Luis Barajas: Sí. Utilizamos Google Apps. Esto tiene que ver con el correo, el calendario, el tema de la agenda, Google Docs, Google Drive, y esto obviamente está sincronizado con toda la gente que trabaja con nosotros en sus celulares. Entonces yo puedo saber la agenda de toda la gente en cualquier momento, en cualquier lugar. Tenemos toda la suite de Google Apps. Tenemos un CRM que se llama Pipedrive, que recomiendo muchísimo. Es muy intuitivo, visual y muy fácil de usar. También tenemos Soho Project para administrar nuestros proyectos, que es muy interesante.

-Roberto Ibarra: Excelente. Estas recomendaciones van a estar aquí en las notas del programa. Luis, si sólo nos pudieras recomendar un libro o una película para nuestros Vidapreneurs, ¿cuál sería y por qué?

-Luis Barajas: Pues mira, libros, yo creo que hay uno muy bueno que se llama “Los Secretos de la Mente Millonaria”. Ese libro habla de los paradigmas por los cuales tú mismo no eres millonario. Yo creo que es un buen elemento para comenzar tu vida como emprendedor.

-Roberto Ibarra: Esta recomendación de libro va a estar aquí en las notas del programa. Te iba a preguntar si tú todos los días te levantas y como dice el autor del libro, te dices a ti mismo que tienes una mente millonaria.

-Luis Barajas: Sí. A partir del libro sí tenemos un proceso mental de contarnos esta historia y creer. Un elemento importante es que tu caja de creencias constantemente la estés desafiando y rompiendo paradigmas.

-Roberto Ibarra: Luis, ahora te voy a llevar a una situación hipotética en la que están muchos de nuestros Vidapreneurs, que son estos emprendedores que están esperando nacer, o que acaban de nacer y están esperando crecer. Entonces imagínate que por algún evento catastrófico te quedas sin tus emprendimientos actuales y amaneces con 500 dólares y una laptop. Sólo con 500 dólares. ¿Qué harías tú en los próximos siete días?

-Luis Barajas: ¿En los próximos siete días? Le hablaría a todos mis contactos, haría una reunión de networking, buscaría citas y cerraría un proyecto de asesoría comercial.

-Roberto Ibarra: Está muy fácil. Ya tienes el modelito y tal cual dices: este dinero lo usaría para generar este evento de networking.

-Luis Barajas: Tal cual.

-Roberto Ibarra: Luis, antes de despedirnos, por favor danos un último consejo y la manera más fácil de contactarte.

-Luis Barajas: Yo le aconsejo a toda la gente que escucha tu canal que primero busque algo que le apasione. Hay una creencia ahí que nos dice que el trabajo no necesariamente tiene que gustar. Nosotros no creemos eso. Creemos firmemente que si te gusta lo que haces, entonces el resultado va a llegar. No al revés. Después de eso, que la tenacidad y la lucha da sus frutos, pero no es tan automático de repente. Sin embargo, si tú crees en tu propuesta y proyecto, los resultados se van a dar, siempre y cuando te apasione lo que haces. Básicamente como emprendedor, yo les aconsejaría eso. Lo que muchas veces hemos leído y es cierto, yo lo viví. Mucha gente te dice que no, que no le sigas, que no va a ser fácil y que mejor trabajes en una corporación internacional y demás, pero en nuestra experiencia hemos vivido los mejores momentos de nuestra vida como emprendedores, y hemos ayudado a desarrollar muchísima gente. Eso nos hace muy felices.

-Roberto Ibarra: ¿La manera más fácil de contactarte, Luis?

-Luis Barajas: La manera más fácil de contactarnos es a través de nuestra página de internet: www.elevatek.com.mx.

-Roberto Ibarra: Excelente. Estos datos de contacto van a estar aquí en las notas del programa. Luis Barajas, fundador de Elevatek. Muchas gracias por compartir tu historia aquí en Vida Entrepreneur, que estamos seguros le dará vida a nuevos emprendedores.

-Luis Barajas: Muchísimas gracias a ti por la invitación.

Gracias Vidapreneurs por escucharnos una vez más. En nuestro siguiente capítulo conocerán a otro emprendedor exitoso que comenzó como todos nosotros; sin nada. Suscríbete a nuestro podcast en iTunes para que no te pierdas ningún episodio. Visita nuestra página web, vida-e.com para consultar la información que escuchaste hoy y acceder a otros recursos. Dale vida a tu emprendimiento hoy, utiliza el mismo servicio que por más de 5 años hemos usado para hospedar nuestras páginas web. Entra a http://vida-e.com/hospedaje y obtén un 60% de descuento en tu primer año de hospedaje.