VIDAentrepreneur podcast logo Vidaentrepreneur

Entrevistas a emprendedores exitosos y que inspiran

iniciocontactopatrocinios

187 - Gustavo Gutiérrez
  • VIDA Entrepreneur
  • Podcast

Emprendedor exitoso #187 - Gustavo Gutiérrez

Escucha la entrevista

187 - Gustavo Gutiérrez

Los obstáculos es algo normal

Referencias

-Emprendimiento

PlayPrinter 3D

-Herramienta

Evernote, Microsoft Project

-Libro o película

Libro: “La disciplina de emprender: 24 pasos para lanzar una Startup exitosa” de Bill Aulet; “Exponential Organizations: Why new organizations are ten times better, faster, and cheaper than yours and what to do about it” de Salim Ismail

-Contacto

Facebook: Comunidad PlayPrinter

Recomendaciones

Entrevista

-Roberto Ibarra: Hola Vidapreneurs, ¿cómo están? Roberto Ibarra aquí con ustedes. Recuerden que mi correo es roberto@vida-e.com. El día de hoy estamos con el fundador de PlayPrinter, que es una impresora 3D doméstica que se espera tener un costo de unos $6,000.00. Recaudaron cerca de $200,000.00 en un evento con inversionistas, y posteriormente casi $700,000.00 en la plataforma Play Business. Esperan lanzar en febrero de 2017 su prototipo en una plataforma tipo Kickstarter. Está con nosotros hoy Gustavo Gutiérrez. Gustavo, ¿cómo estás hoy?

-Gustavo Gutiérrez: ¿Qué tal Roberto? Buenos días. Muchas gracias por la invitación.

-Roberto Ibarra: Gracias a ti, Gustavo. Oye, ¿tú normalmente en qué parte del mundo te encuentras trabajando?

-Gustavo Gutiérrez: Ahorita me encuentro en León, Guanajuato, México.

-Roberto Ibarra: Gustavo, tú cuando vas a una fiesta o algún evento y te preguntan a qué te dedicas, ¿cómo explicas eso?

-Gustavo Gutiérrez: Lo primero que hago es que les explico que me encuentro haciendo un proyecto relacionado a impresoras 3D. Entonces ya cuando se está desarrollando la plática, les empiezo a decir que es una impresora 3D accesible. Accesible en cuanto al precio. Como has dicho, va a rondar entre los $5,000.00 y $6,000.00. Pero no sólo se trata de ser accesible en cuanto al precio. Se trata de ser accesible en cuanto al fácil uso de la impresora 3D. Ahorita estamos trabajando y desarrollando lo que es el hardware, la impresora 3D. Pero al mismo tiempo estamos haciendo también el software. ¿Qué tiene de importante este software? El usuario va a poder meterse al software, y va a poder visualizar un diseño cualquiera. Dentro del software puede hacer algunas modificaciones como escalar el proyecto, rotarlo, moverlo en la cama de impresión. Así ya lo puede mandar a imprimir. Esto es con la intención de que sea muy fácil de usar, para poder democratizar el proyecto. Pero no solamente vamos a hacer que sea muy fácil de usar, sino que dentro del software vamos a tener una biblioteca de diseños. ¿Por qué vamos a poner esta biblioteca? Porque cuando estábamos platicando o validando con personas, siempre se repite una misma pregunta. Un patrón que notamos ahí. Nos dicen: oye, pero ¿qué es lo que se puede hacer con una impresora 3D? La verdad es que se pueden hacer millones de cosas con la impresora 3D. Entonces decidimos poner una biblioteca de diseño dentro del software con diferentes categorías, para que cualquier usuario pueda meterse al software, buscar y descargar un diseño, ya sea de manera gratuita, o lo pueda comprar también. Entonces el usuario no necesariamente tiene que saber diseñar para poder imprimir, sino que cualquier persona puede buscar un diseño e imprimirlo. Pero aquí hay otra cosa también. Lo que pasa es que los que sí saben diseñar, ya sean arquitectos, diseñadoras ambientales, industriales, ingenieros, que sepan utilizar software, pueden hacer sus propios diseños o proyectos también. Los pueden compartir de manera gratuita, o también los pueden vender. Así empezamos a crear lo que es una comunidad. Una comunidad de impresoras 3D. Además de que el software va a tener un área de soporte, etcétera. Esto te repito, con la intención de hacerlo muy fácil.

-Roberto Ibarra: Gustavo, esto es totalmente un nuevo mundo de las impresoras 3D. Me recuerda un poco cuando me tocó el primer boom de que salieron las impresoras de inyección de tinta. A lo mejor costaban más o menos lo mismo, unos $6,000.00, pero fue el boom y todo el mundo las tuvo. Después fue lo mismo con las impresoras láser. Lo veo similar con las impresoras 3D. Como tú lo dices, a veces es difícil pensar en estas aplicaciones hasta que te dan los ejemplos como el que tú estás comentando. Incluso yo lo veo en el mundo casero como: ¿sabes qué? A mi monitor se le rompió un botoncito. Pues vamos a imprimir el mismo botoncito y se lo volvemos a poner. No va a ser necesario comprar un nuevo monitor, si lo podemos reparar imprimiendo la pieza que nos falta. Ahora Gustavo, yo sé que estás en una etapa inicial de tu emprendimiento, pero de lo que venimos platicando, cuéntanos a la fecha, ¿cuál ha sido la historia de tu peor momento en esta trayectoria? ¿Cuál ha sido el momento que más te ha dolido? Llévanos a revivir esa historia contigo, por favor.

-Gustavo Gutiérrez: Como dices llevo poco emprendiendo. Llevo ya más de un año. Aquí en lo de emprender nunca te sale lo que estás planeando. Siempre vas a tener obstáculos y problemas. Entonces lo que nosotros vemos es empezar a contemplar estos obstáculos y abrazarlos. Pensarlos como algo normal. Es algo normal estos obstáculos. Uno de los peores fracasos que hemos tenido es el conseguir un programador. ¿Por qué? Porque en un principio ya teníamos contemplado a un programador, pero de repente nos dicen: ¿saben qué? Ya no me voy a meter al proyecto. A mí me gusta lo tradicional. No me quiero arriesgar. Dijimos: pues bueno. Vamos a conseguir a alguien más. Intentamos conseguir a alguien más y también nos dijo que sí, pero el problema es que este programador solamente podía estar de medio tiempo. Entonces dijimos: bueno, es un buen programador. Vamos a darle chance. Pero al final este programador nos dijo: ¿saben qué? La verdad no voy a tener tiempo, no voy a poder dedicarle este tiempo a su proyecto. Lo mejor sería que se buscaran a alguien más. Fue lo que hicimos, buscamos un tercer programador, y también nos dijo al principio que le encantó el proyecto, dijo: va, me meto. Luego como que le pensó y dijo: ¿saben qué? Sí es bastante riesgo para mí. Me gusta lo tradicional. Porque es una persona que es más grande que nosotros. Nosotros los cofundadores somos más chavos y podemos tomar este riesgo. Es algo que nos gusta. Este tipo de personas no les gusta tener tanto riesgo. Entonces este tercer programador también se nos salió. Ya estamos en una etapa de reclutamiento. Afortunadamente ya tenemos dos programadores que vamos a meter al proyecto, afortunadamente. Entonces te digo que son obstáculos tras obstáculos, pero es algo normal.

-Roberto Ibarra: Gustavo, ¿tú estabas invitando a estos desarrolladores en algún modelo de participación, o tal cual los estabas contratando?

-Gustavo Gutiérrez: Sí los estaba invitando. Se le conoce como early employees. Más que empleados, son socios. Porque se les paga una parte en un sueldo base, y otra parte se les pagaría en acciones. Entonces de alguna manera también son accionistas.

-Roberto Ibarra: Gustavo, ¿cuál crees que sea la lección aprendida que podamos compartir de esta experiencia con nuestros Vidapreneurs?

-Gustavo Gutiérrez: Bueno, pues en este ejemplo que te conté, sí fue empezar a juntar un buen equipo de trabajo, pero estar bien seguros que todas esas personas sean claves en el proyecto. Que pueden aportar algo muy importante al proyecto, y que no sean sobrantes. Que estén totalmente seguros de que sí van a estar dentro. Que no salgan con que: no sé, creo que ya no me voy a meter porque me surgió otra cosa. Personas que sí estén dedicadas.

-Roberto Ibarra: Yo lo que me llevo también de esta parte, de esta historia, e incluso lo he vivido en algunos emprendimientos que hemos tenido, en esta parte inicial es tan clave que lo que se busca no es tal cual una reducción de costos, sino una potencialización de las habilidades que tiene esta persona para poder llevar tu emprendimiento al mercado y hacerlo realidad. Ahora Gustavo, cuéntanos un poco de esta parte. ¿Cómo se te ocurre la idea de crear esta impresora? ¿Qué estabas pensando? ¿Cuándo fue el momento en que dijiste: ¡ajá!, vamos a hacer esta impresora doméstica más accesible? ¿Cómo es esa historia? Cuéntanos por favor.

-Gustavo Gutiérrez: Ok. Mira, la idea surgió cuando yo me encontraba estudiando en la universidad. Yo estudié lo que es ingeniería mecatrónica. Durante mi último semestre de la carrera teníamos un proyecto final de carrera. Elegimos un proyecto relacionado a biomédica. El proyecto era de tres personas, y a una de las personas se le ocurrió la idea de hacer una prótesis robótica, del antebrazo hasta la mano. Entonces yo en ese momento pensaba: híjole, ¿cómo vamos a hacer una prótesis si es muy complicada de hacer con los métodos actuales? Con los procesos de manufactura actuales es algo muy difícil, muy tardado y muy costoso. Afortunadamente un miembro del equipo tenía una impresora 3D, que él había hecho de forma equis. No sé, pero lo investigó en internet e hizo una impresora 3D. Entonces dijo: ¿saben qué? Vamos a hacerlo con una impresora 3D. Dijimos: va. Pero yo en ese momento no conocía mucho de las impresoras 3D. Sabía muy poco, pensaba que era algo muy costoso, lo veía muy lejano a mí. Dije: pues va. Algo nuevo, vamos a utilizar una impresora. Sale. Pero hay otro problema. El problema de diseñar una prótesis en un software es algo complicado, y también toma muchísimo tiempo hacerlo, si quieres que te salga un proyecto ya más profesional. Entonces dijimos: Bueno, vamos a buscar un diseño, y encontramos un diseño de open source en internet. Es un proyecto que se llama InMoov, que es todo un robot desde la cadera hasta la cabeza impreso en 3D. Pero toda la información es abierta. Puedes descargar todos los archivos. Entonces decidimos descargar los archivos desde el antebrazo hasta la mano y los imprimimos. Fue muy fácil porque la impresora se quedaba imprimiendo y nosotros podíamos dedicarnos a otras cosas. Podíamos dejar la impresora toda la noche, toda la mañana. Como son impresoras que usan un tipo de motor que se llama motor a pasos, puedes dejarlas prendidas muchísimo tiempo y siguen jalando. Entonces esto nos dio mucho tiempo para dedicarnos a lo que es la programación en electrónica. Cuando habíamos impreso todas las partes empezamos a armarlo, empezamos a dedicarnos a la electrónica, a la programación, a hacer pruebas etcétera. El proyecto quedó espectacular. Nos quedó un proyecto profesional, muy bien hecho, tuvimos tiempo, etcétera. Yo creo que fue uno de mis mejores proyectos de la carrera. En ese momento dije: híjole, si en mi carrera hubiera tenido una impresora 3D desde el inicio, hubiera podido hacer proyectos más profesionales. Hubiera podido hacer proyectos personales incluso para aprender más, o incluso proyectos para emprender. Entonces fue ahí donde dije: híjole, aquí está el clic. El ajá. Vamos a hacer una impresora 3D que sea accesible. Porque empecé a investigar y las impresoras actuales, digamos aquí en México sí son de un alto costo. No son extremadamente caras, pero para un estudiante no es algo accesible. Entonces en ese momento yo no veía el costo-beneficio. Yo no sabía si iba a aprovechar una impresora de $20,000.00, porque había el precio muy caro, y no sé si el beneficio lo iba a aprovechar. Entonces dije: bueno, vamos a hacer una impresora 3D que sea doméstica, que esté entre $5,000.00, $6,000.00, pero que incluso tenga un software propio. Entonces fue ahí donde junté el equipo de trabajo, les platiqué, les encantó la idea y pum, nos empezamos a arrancar el proyecto.

-Roberto Ibarra: Gustavo, me queda muy claro de dónde llega esta chispa y esta inspiración, pero te voy a poner una analogía, a ver si puedes ayudar a nuestros Vidapreneurs a entender cómo te avientas a un proyecto de estos. No sé, por ejemplo si yo veo en las noticias: el Gobierno mexicano lanza satélites cada equis tiempo y contrata a los franceses para que los manden al espacio. Tú dices: los franceses cobran muy caro, lo voy a hacer yo más barato. Pero estás metiéndote en algo que es tan difícil o al menos en mi percepción lo es, crear una impresora 3D para mí es tal cual como crear un cohete que va al espacio. ¿Tú ya lo viste y dijiste: está fácil hacer una impresora 3D, o cómo te avientas a este proyecto? ¿Simplemente fue a ciegas? ¿Cómo fue esta parte?

-Gustavo Gutiérrez: Bueno, no fue tanto a ciegas. Sí había empezado a investigar lo relacionado a impresoras 3D. Afortunadamente hay una página de internet que se llama RepRap que viene información abierta relacionada a impresoras 3D. Muchas de las empresas muy grandes del día de hoy, como MakerBot o Ultimaker se basaron en esta información abierta para hacer sus impresoras 3D, y ahorita ya son gigantes. Entonces nosotros nos estamos basando mucha información de ahí. Pero también estamos aportando nuestro conocimiento. Para nosotros no es algo tan complicado, porque somos puros ingenieros mecatrónicos, ingeniería en computación. Entonces no es algo muy fuera de lo normal para nosotros, es algo que conocemos. Todos los componentes, etcétera.

-Roberto Ibarra: ¡Ah, ok!

-Gustavo Gutiérrez: Entonces lo empecé a visualizar. Cómo hacer una impresora 3D, qué podía cambiar, qué podía meter, etcétera. Entonces ya visualizando el concepto en mi cabeza, empecé a explicárselos a los que son ahorita mis cofundadores, mis socios. Son Gilberto García y Emmanuel Carrillo. Les expliqué la idea y también ellos empezaron a desarrollar estas mismas ideas en su cabeza, y empezaron a entenderlo. Entonces de esta manera fue más fácil para nosotros aventarnos.

-Roberto Ibarra: Ok. Ya lo entiendo bien, Gustavo. Nosotros estamos desarrollando incluso un dron que tú armas con Legos, y siento que puede ser similar, porque muchos de estos algoritmos que utiliza el dron para estabilizarse y demás, ya está ahí, es código libre. Lo puedes utilizar, y es el punto de partida para que tú puedas innovar desde ahí. Ahora Gustavo, cuéntanos un poco de tu experiencia en levantar esta inversión. Tú llegas y les dices: mira, yo hice este brazo robotizado. Soy muy bueno para usar las impresoras 3D, ahí está la prueba. Pero ahora voy a hacer la mía. ¿Es tal cual así? ¿Te creen y te fondean? ¿Cómo los convences que tú puedes hacer algo que no existe, y que a cualquier persona que le dices voy a hacer una impresora 3D se oye como un proyecto sumamente complejo?

-Gustavo Gutiérrez: Mira, nosotros desde el año pasado que nos juntamos, estuvimos desarrollando e investigando toda la idea. Investigando y desarrollando. A mediados de agosto del año pasado fue cuando decidimos meternos al Parque 100, que es el parque tecnológico del TEC de Monterrey. Entramos a un programa llamado Tec Lean para proyectos de alto impacto de tecnología. Aquí nos ayudaron a acelerar el proyecto. Nos ayudaron a crecer, a validar, nos ayudaron a crear un pitch, etcétera. Todo lo que es este proceso de incubación en una incubadora. Entonces en este programa también tuvimos un evento llamado Demo Day. Es donde se recolecta lo que es inversión. Pero antes de esto tuvimos un Boot Camp con el personal de Play Business. Play Business es la plataforma donde metes tu proyecto y se levanta inversión. Estos chavos de Play Business nos ayudaron muchísimo a abrirnos la mente. Porque nosotros antes pensábamos que éramos una pyme, pero ya nos dimos cuenta que no lo éramos, que éramos una Startup. ¿Cuál es la diferencia entre una pyme y una Startup? Hay muchísima diferencia. Una pyme tiene un crecimiento más lineal. Los inversionistas lo que buscan en una pyme es un retorno de inversión ya sea a corto o mediano plazo. Tal vez para algunos proyectos también sea a largo plazo, pero lo que más buscan es este retorno de inversión. Lo que es una Startup tiene un crecimiento que no es lineal, sino que es de manera exponencial. En corto período, digamos en cinco años crece rapidísimo, lo que es una Startup. Entonces a los inversionistas que les gustan las Startups, no están esperando un retorno de inversión, o el ROI. Están esperando lo que va a llegar a ser la Startup. Lo que va a llegar a ser en el futuro. Dado que muchas Startups como yo y otras ahorita no tenemos muchísimo, pero ya en un futuro vamos a ser otra cosa. Entonces a muchos de los inversionistas les gusta este tipo de cosas. ¿De dónde viene todo esto de las Startups? Pues viene de Silicon Valley. Entonces estos chavos de Play Business, que fueron Marisol Chao y Mark Segura, nos ayudaron muchísimo. Nos hicieron un cambio de chip. Fue aquí donde empezamos a desarrollar todo el proyecto, y al final del evento o del programa de Tec Lean, desarrollamos un pitch que presentamos en el Demo Day. El Demo Day es un evento que se realiza dos veces al año, y en este evento escogen a los mejores proyectos de la incubadora para presentarlo ante inversionistas. Es un evento que van más de 500 personas. En el evento en que estuvimos nosotros hubimos siete proyectos. Fichamos los siete, y la gente decide en qué proyecto invertir. Pero invierten todo a través de Play Business. ¿Por qué Play Business? Porque es el mediador. Protegen tanto al inversionista como a los emprendedores. Entonces en este evento nosotros realizamos una estrategia. Antes de entrar al evento empezamos a levantar inversión. Dijimos: tenemos que levantar inversión desde antes para llegar al evento y llamar más la atención, a diferencia de los otros proyectos. De esta manera los inversionistas van a ver que nuestro proyecto tiene un poco más de éxito. Llama más la atención. Entonces lo que hicimos fue en tres días levantamos $150,000.00. Desde el día uno levantamos inversión, el día dos y el día tres. Incluso tuvimos un inversionista que no esperábamos para nada, que nos invirtió no sé de dónde es, pero lo hizo a través de la plataforma. Ni siquiera lo pitchamos ni nada. Vio la información en la plataforma, le gustó e invirtió. Entonces eso fue buenísimo. Pero antes del evento, estos $150,000.00 ya teníamos contemplado a quién pitcharle para que nos invirtiera antes del evento. Entonces así lo 150. Para el día del evento invitamos a muchos familiares y amigos que estábamos ya un poco seguros de que nos iban a invertir en el proyecto. Los invitamos al evento, pero también en el evento es súper importante el pitch. Es la parte donde estás presentando lo que es tu proyecto, en realidad al final de cuentas estás vendiendo acciones. Si no tienes un buen pitch, pues es muy seguro que no vayas a levantar inversión. Entonces durante el programa de incubación estuvimos practique y practique el pitch entre los tres cofundadores. Arreglándole, viendo cuándo subir de tono, cuándo bajar de tono, qué tipo de imágenes ponen en la presentación, qué tipo de colores, qué información, cómo cerrar, qué tipo de frases poner. Todo este tipo de cosas. Estuvimos trabaje y trabaje. El pitch lo dio un socio mío que es Gilberto, porque él tiene un poco más de facilidad o se desenvuelve mejor exponiendo proyectos ante más personas. Pero al final de cuentas los tres nos aprendimos de memoria el pitch, porque estuvimos practique y practique con el. Entonces el pitch también fue una parte clave para levantar inversión, porque en el día del evento mi socio pitchó muy bien lo que estuvimos practicando todo el programa, y afortunadamente fuimos el proyecto que más levantó inversión. Del evento levantamos otros $150,000.00. Entonces en menos de una semana ya habíamos obtenido $300,000.00 para un proyecto nuevo. Pero aquí no paraba. Nosotros estábamos pidiendo alrededor de $700,000.00. Todavía nos faltaba más de la mitad para levantar. Entonces teníamos que realizar más estrategias para seguir levantando. Al mismo tiempo ya estábamos un poco confiados porque dijimos: ¡guau! En una semana o menos de una semana levantamos $300,000.00 y nunca nos lo esperábamos. Pero también decíamos: híjole, todavía nos falta más de la mitad y ya usamos a todos nuestros familiares y amigos que eran inversionistas seguros. Entonces decidimos hacer una lista de todas las personas que nos dieron like en Facebook, y ver qué tipo de personas eran, si eran conocidos, etcétera, quién los conocía de los socios. Empezamos a pitcharles a ellos. Ya sea de que los invitáramos al Parque 100, al parque tecnológico y les pitchábamos ahí en el parque, o íbamos con ellos a sus oficinas o donde trabajaban y les pitchábamos ahí. Al final de cuentas te comento que lo que vendes son acciones. Entonces cuando estás pitchando también tienes que tener ciertas características de ventas, habilidades de ventas. Entonces para la segunda semana también fuimos a un evento que se llama Switch, que organizaron en San Miguel de Allende. Aquí fuimos a un Stand que puso Play Business. Fuimos varios proyectos que habíamos fichado en el Demo Day. Entonces a todas las personas que pasaban ahí en el evento les estábamos pitchando y pitchando. Entonces ahí empezábamos a ver que ese tipo de gente que visitaba ese evento se metiera a la página y que viera interés en nuestro proyecto. Tal vez en ese momento la primera vez que se metieron lo más seguro es que no invirtieron nada de dinero, pero sí creo que más adelante, cuando empezaron a ver que empezaba a haber más fondos o que ya estábamos por fondearnos, sí empezaron a invertir. Pero la segunda semana levantamos muy poco dinero. Levantamos como $30,000.00 o $40,000.00. Creo que $35,000.00. Era muy poco en comparación con la primera semana. Entonces la segunda semana nos pusimos más las pilas y empezamos a levantar, a invitar a amigos, etcétera, a moverlo. No agüitarnos, sino decir: ¿sabes qué? Vamos a seguirle y seguirle hasta que consigamos el fondo. Haciendo eso empezamos a conseguir inversión, hasta que llegamos a los $400,000.00. Nosotros le decíamos “El valle de la muerte” de los 300 a los 400, porque nos costó muchísimo levantar eso. Pero dijimos: sí se puede. Estamos viendo que estamos subiendo casi todos los días. Entonces hay que ser constantes. Afortunadamente para la tercera o cuarta semana, tuvimos una inversión muy grande. Fue la inversión más grande que tuvimos, de más de $140,000.00 en un día. Entonces ya estábamos en 400 y de repente ya habíamos subido hasta 540. Dijimos: híjole, esto ya se está volviendo muy real. Las posibilidades de fondeo ya son altísimas. Vamos a seguirle pegando, y hay que fondearnos ya. Entonces eso fue un lunes. Un lunes conseguimos esos 140, y lo que pasa es que se crea un efecto de que si tu proyecto empieza a tener más fondo, como que otras personas empiezan a invertir en tu proyecto. Entonces empezó como un efecto dominó, y al tercer día ya estábamos fondeados. A partir de ese lunes. Pasó el lunes, conseguimos inversión. Martes también, miércoles también, y nos fondeamos. Sí fue bastante chamba, pero sí logramos obtener el fondo que esperábamos.

-Roberto Ibarra: Gustavo, está súper interesante esta historia, y este camino para que nuestros Vidapreneurs puedan seguirlo. Hemos platicado incluso con Marc Segura, ya lo hemos entrevistado. Para nuestros Vidapreneurs que quieran entender cómo funciona esto de Play Business, pueden entrar a la página de vida-e.com, y ahí en la barra del buscador buscar Marc Segura, y ahí les va a aparecer toda la información de la entrevista que tuvimos de Play Business con él. Está muy padre este modelo que nos comentas Gustavo, de cómo estuviste en una aceleradora que te ayudó a moldear este pitch, y después vas a Play Business. Al final se hace realidad. Ahora una pregunta que te quiero hacer es: ¿qué tanto te funcionó esa estrategia de pitcharle a los que te habían dado like en tu página de Facebook?

-Gustavo Gutiérrez: Pues fíjate que siempre vas a recibir nos. Siempre va a haber alguien que te lo rechaza o que no le gusta. Incluso tus propios amigos. Pero es algo que pasa. No te puedes desanimar y decir: es su dinero, ellos deciden en qué invertir y en qué no. Entonces lo que hicimos fue una lista larga, y estar invitando a todos. Dijimos: pues alguien de aquí tiene que estar pegando. Varios de ahí sí invirtieron en nuestro proyecto. Pero claro que le contábamos de qué se trataba el proyecto, que era una impresora 3D accesible, que teníamos un software, etcétera. También aquí es muy importante la forma de que les gustó nuestro proyecto, es que tiene un modelo escalable. ¿A qué voy con escalable? Cuando había hablado del software, en la parte de biblioteca de diseños, lo que había dicho de los diseñadores que saben diseñar en software k, pueden subir sus propios diseños y pueden venderlos. Entonces por cada venta que se realice o se vaya a realizar en este software en nuestra plataforma, PlayPrinter va a ganar una comisión. Esto nos hace tener un modelo exponencial. Porque va a haber diseños que PlayPrinter no va a estar haciendo, pero sí vamos a estar ganando una comisión, aparte de vender las impresoras y lo que es el filamento. El filamento es el material con el que imprime la impresora. Ahorita el material que queremos utilizar es el PLA, que es un biopolímero derivado del maíz o la yuca. Entonces esto también nos ayudó muchísimo. Explicarles todo el modelo de negocios, todo de lo que se trataba el proyecto. Fue más fácil levantar inversión.

-Roberto Ibarra: Gustavo, te lo preguntaba porque está súper interesante, y eres la primera persona que escuchamos en este Podcast que utiliza los likes de Facebook para contactarlos directamente y aprovecharlos para su emprendimiento de cierta manera. Ahora Gustavo, te voy a llevar a una sección de preguntas más rápidas, donde el objetivo ahora es entender más tu mente como emprendedor y no tanto tu emprendimiento. Entonces tómate un poco menos de un minuto para estas respuestas. La primera pregunta es: inicialmente a ti Gustavo, ¿qué te detenía a emprender?

-Gustavo Gutiérrez: Pues fíjate que me detenía que andaba estudiando en varios campus. Yo estudié en el TEC de Monterrey, y estuve en León, Guanajuato, estuve en Monterrey, estuve en Querétaro. Nunca estuve estable en un lugar. Ya al final de mi carrera me establecí en León, y ahí fue cuando dije: híjole, ¿qué voy a hacer? ¿Quiero trabajar en una empresa o quiero emprender? Siempre tuve esa espinita de hacer algo propio, de siempre emprender. Dije: ¿sabes qué? Voy a acabar la carrera y me voy a lanzar. Entonces fue algo que ya traía desde antes.

-Roberto Ibarra: A lo largo de esta trayectoria que has tenido como emprendedor, y en esos programas de aceleración en que has estado, ¿cuál ha sido el mejor consejo que tú has recibido?

-Gustavo Gutiérrez: Bueno, un consejo muy bueno que he recibido para la etapa en la que me encuentro, ha sido de un amigo mío y vecino también que se llama Emilio Sosa. Emilio Sosa también es un emprendedor que tiene una Startup que se llama Vetelia, relacionado a bicicletas eléctricas. Su objetivo es empezar con lo que son las bicicletas eléctricas y llegar a ser automóviles eléctricos. Él ya está en una etapa más avanzada que yo. Él me ha ayudado a mentorearme un poco y contarme su experiencia propia. Entonces él nos dijo un consejo muy bueno que estamos utilizando el día de hoy. Nos decía mucho que no sean como el típico emprendedor que se la pasa en la computadora. Más bien ensúciense las manos y hagan el proyecto hasta que salga. Eso lo estamos usando al día de hoy.

-Roberto Ibarra: Gustavo, a lo largo de esta trayectoria como emprendedor, ¿cuál hábito crees que es el que en mayor medida ha contribuido a tu éxito personal?

-Gustavo Gutiérrez: Híjole, yo creo que la constancia y el no desanimarse. Porque aquí son obstáculos y obstáculos, y es ser muy constante hasta que salgan las cosas. Eso me ha ayudado bastante hasta ahorita.

-Roberto Ibarra: En tu quehacer diario como emprendedor, ¿tú personalmente utilizas alguna herramienta digital, algún sitio web o alguna app que crees que le pueda servir a otros de nuestros Vidapreneurs?

-Gustavo Gutiérrez: Pues fíjate que de repente uso una aplicación muy buena que me ayuda a organizar, que se llama Evernote. La uso bastante. Incluso también uso Microsoft Project, todo esto para planeación de proyectos. Yo creo que también les puede funcionar a ellos.

-Roberto Ibarra: Excelente. Esas dos recomendaciones van a estar aquí en las notas del programa. Gustavo, si sólo nos pudieras recomendar un libro o una película para nuestros Vidapreneurs, ¿cuál sería y por qué?

-Gustavo Gutiérrez: Ahorita estoy leyendo un libro buenísimo que se llama “La disciplina de emprender” de Bill Aulet. Es un libro que me ha ayudado muchísimo, me ha abierto la mente, porque se trata de cómo emprender. Se trata de 24 pasos. Entonces te va diciendo qué hacer y qué no hacer. Entonces te da una visualización muchísimo más grande. Entonces si tienen oportunidad, tienen que leer ese libro que se llama “La disciplina de emprender”

-Roberto Ibarra: Excelente. Va a estar aquí también en las notas del programa. Ahora Gustavo, te voy a llevar a una situación hipotética en la que están muchos de nuestros Vidapreneurs. Que son estos emprendedores que están esperando nacer, o que como tú acaban de nacer y están esperando crecer. Entonces imagínate que por algún evento catastrófico te quedas sin tus emprendimientos actuales y amaneces sólo con 500 dólares y una laptop. ¿Qué harías tú en los próximos siete días?

-Gustavo Gutiérrez: Híjole, está medio complicado. Pero como me encanta emprender, volvería a hacer una Startup. Ahorita tengo esta idea de una Startup de impresoras 3D, pero ya en la mente tengo otras. Lo que volvería a hacer sería desarrollar otra vez un proyecto, volver a subirlo a Play Business y volver a buscar inversión.

-Roberto Ibarra: Tal y como lo hemos dicho muchas veces en este programa, también decir emprendedor en serie es un pleonasmo yo creo, porque el emprendedor siempre va a estar buscando nuevas cosas para emprender. Gustavo, antes de despedirnos por favor danos un último consejo y la manera más fácil de contactarte.

-Gustavo Gutiérrez: La manera más fácil de contactarme sería a través de nuestra página de Facebook. Ahí pueden dar un like, pueden mandarnos inbox, que sería PlayPrinter3D tal cual. El consejo que les puedo dar es: lean ese libro que les recomiendo, “La disciplina de emprender”. Les va a abrir muchísimo la mente, y también estudien todo lo relacionado a las Startups. Hay otro libro buenísimo que estoy leyendo, que se llama “Exponential Organizations”. También te ayuda a ver cómo empezar a crear Startups de manera escalable. Porque cuando piensas en Startups también tienes que pensar de manera global, que tu producto o servicio lo puedas ofrecer no solamente en México o en el país donde vivas, sino que lo puedas ofrecer alrededor del mundo.

-Roberto Ibarra: Excelente Gustavo. La liga a tu página de Facebook va a estar aquí en las notas del programa. Gustavo Gutiérrez, fundador de PlayPrinter. Muchas gracias por compartir tu historia aquí en Vida Entrepreneur, que estamos seguros le dará vida a nuevos emprendedores.

-Gustavo Gutiérrez: Muchísimas gracias a ti, Roberto. Nos vemos.

Gracias Vidapreneurs por escucharnos una vez más. En nuestro siguiente capítulo conocerán a otro emprendedor exitoso que comenzó como todos nosotros; sin nada. Suscríbete a nuestro podcast en iTunes para que no te pierdas ningún episodio. Visita nuestra página web, vida-e.com para consultar la información que escuchaste hoy y acceder a otros recursos. Dale vida a tu emprendimiento hoy, utiliza el mismo servicio que por más de 5 años hemos usado para hospedar nuestras páginas web. Entra a http://vida-e.com/hospedaje y obtén un 60% de descuento en tu primer año de hospedaje.